Durante la emisión del cuarto programa de la sexta edición de ‘MasterChef Celebrity’, los concursantes usaron bogavantes en fase de cría y la Xunta de Galicia abre una investigación.

La expedición se trasladó a Galicia para elaborar un menú con marisco. Los comensales eran habitantes de A Coruña, por lo tanto, la exigencia era máxima y para algunos no salió cómo esperaban. Eso en cuanto a los resultados de la prueba, pero ahora podrían venir problemas legales.

Según la Xunta de Galicia, los concursantes utilizaron marisco ilegal durante la elaboración de las recetas y de ahí que haya abierta una investigación. En las imágenes se puede ver a Juanma Castaño, periodista deportivo, sosteniendo dos ejemplares de bogavante hembra en fase de cría y con huevas. La pesca y comercialización de este producto está prohibida en esta fase, según las normativas del Gobierno gallego.

“La Xunta ya inició las gestiones pertinentes para aclarar lo sucedido y tomar las medidas oportunas de acuerdo con los resultados que se obtengan”, ha dicho un responsable de la Conselleria do Mar en una publicación de elDiario.es. Igualmente, la Xunta ha recordado al programa de cocina que “desaprueba” cualquier acto que vaya en contra de la sustentabilidad de los recursos marinos.

Por otro lado, Alberto Núñez Feijóo ha recordado lo siguiente: “La normativa autonómica establece la prohibición de retener a bordo, trasportar o comercializar las hembras ovadas de los crustáceos, independientemente de su tamaño”.

Más polémicas en ese programa

No ha sido la única polémica del paso de ‘MasterChef Celebrity’ por Galicia. Los jueces hicieron algunos chistes imitando el acento gallego y La Mesa Pola Normalización Lingüística ha iniciado una campaña para pedir que los ciudadanos apaguen la televisión pública a modo de protesta.

Jordi Cruz ha intentado pedir disculpas por lo sucedido, pero sin éxito, claro. Ha sido a través de un directo por Instagram en el que afirmaba que “la intención del programa nunca es meterse con ningún tipo de dialecto ni de zona”. Aunque las críticas aumentaron cuando trató de “dialecto” al gallego, ya que es considerado un idioma cooficial.

 

 

Imagen destacada: RTVE