El artista malagueño lo ha vuelto a hacer, ha lanzado un disco que está condenado al éxito, un nuevo viaje lleno de luces y sombras: ‘Unikornio: Once millones de versos después de ti’.

Nos dejamos sorprender por Mama no, volamos con Mariposa y aprendimos a perdonar con KLPSO, pero aún no éramos conscientes de todo lo que quedaba por llegar. El pasado 18 de diciembre fue la noche de Pablo López. Por un lado estrenaba La niña de la linterna, una canción que es luz, que es faro en la oscuridad, ese lugar al que volver siempre, y que, junto a KLPSO y Tempo, pudieron escuchar en primicia todos los que asistieron a alguno de los conciertos que Pablo llevó a cabo este verano en nuestro país.

En su videoclip, muy íntimo y personal, arde un piano que acaba convirtiéndose en cenizas, el elemento estrella de Pablo, su mejor amigo, ese que siempre le acompaña, reducido a una masa grisácea y sin vida. De primeras esto puede parecer una locura, pero que tiene todo el sentido del mundo. Se ha desprendido de ese piano para que algunos fans puedan tener, al menos, una parte de él, que resurjan esas cenizas ¿Cómo? Pues Pablo ha sacado en edición limitada un vinilo para coleccionistas que contiene cenizas de dicho instrumento. Y es que López cuida siempre hasta el mínimo detalle.

Por otro lado, llegó el plato fuerte, salió Unikornio: Once millones de versos después de ti, el cuarto disco de Pablo López. Muchos incluso se atreven a decir que es el mejor. Son 10 canciones, pero todo el que conoce mínimamente a Pablo sabe que no son 10 temas al uso: son 10 joyas muy relacionadas entre sí, cada una tiene sus entresijos. Partimos ya de la idea de que el disco se divide en dos partes. En primer lugar está MAYDAY, código de emergencia, que alude a la sensación de caos, a encontrarse perdido. Por otra parte, STAY, permanecer o quedarse, el seguir ahí, ser valiente.

Un viaje de la oscuridad a la luz. Las canciones del disco se ubican dentro de una de esas dos temáticas. Pablo las trasmite según las ha sentido y les aporta aún más significado si cabe con esta diferenciación. El tracklist es el siguiente:

  1. KLPSO 2
  2. Máma no
  3. Tempo
  4. Imagina Tú
  5. KLPSO
  6. Mariposa
  7. 7
  8. La niña de la linterna
  9. Viba
  10. Unikornio

Escuchadlas, casi una hora de sinceridad, de sentimientos puros e intensos, un baño de realidad y buena música, una invitación a descubrirnos a nosotros mismos, un grito a la vida. Además, cabe mencionar que podemos encontrar en este maravilloso trabajo discográfico varias referencias a otras canciones y discos del artista. Entre ellas ese  “vi morir mis sueños, vi como resucitaban”, que forma parte de la letra de Vi, y que aparece dentro de una de las canciones de este nuevo disco, concretamente, dentro de Viba. También, hay alguna alusión a Camino, Fuego y Libertad, su tercer disco.

Hace todo aún más especial el saber que el disco estaba prácticamente terminado antes de que la pandemia llegase a nuestras vidas, pero, durante el confinamiento, Pablo se dio cuenta de que debía darle un giro a lo que tenía. Ya no le convencía, y, cuando pudimos volver a la “normalidad”, hizo cambios y le dio a Unikornio otros matices, otros sentidos. Él mismo ha dicho que este ha sido un disco escrito con el subconsciente.

Pablo López en el Teatro Romano de Mérida | Imagen: Esther González – WHY NOT

Por si todo esto fuera poco, Pablo anunció de sopetón que ya había una gira programada. De hecho, ya se pueden consultar las fechas y los lugares elegidos; ¡las entradas ya están a la venta!. Mallorca, A Coruña, Valencia, Barcelona, Murcia, Zaragoza, Madrid y Sevilla podrán disfrutar del MAYDAY&STAY TOUR. Además, podrán hacerlo más de un día, ya que, para abarcar la mayor cantidad de público posible, el artista estará dos, tres, cuatro y hasta siete días en ciertas ciudades.

Pablo, horas antes de la salida de Unikornio: Once millones de versos después de ti, escribió en sus redes sociales: “Si te castigan por hacer tanto ruido, dile que a los sueños no se les puede bajar el volumen. Que tus sueños suenen siempre bien alto, Pablo.

Imagen principal: Lorena Coronado – WHY NOT