Ayer viernes 30 de octubre vio la luz el esperado nuevo álbum de Rozalén, ‘El árbol y el bosque’. Si bien en el disco anterior contaba historias de su familia o de su pasado, ahora se ha mirado a sí misma y confiesa que en este nuevo trabajo hay mucho de mirar para dentro.

El árbol y el bosque es el cuarto disco de Rozalén y el más personal de su carrera. La albaceteña se ha desnudado en trabajos anteriores contando historias de su familia, pero ahora se ha centrado en sí misma. “Hay como mucho de búsqueda, de interior, de mirar para dentro, de autocuidado. Cuando estaba componiendo canciones y me iban saliendo veía que el hilo conductor esa ese. Me estaba mirando al espejo más que nunca”, ha confesado la cantante en un encuentro con LOS40.

Rozalén compuso las canciones que conforman su nuevo trabajo hace un año y medio, pero no lo terminó hasta el confinamiento. La cantautora reconoce que ha dado un paso adelante en la producción y que este es un disco muy bailable, lejos del pesimismo al que invita la situación actual. Aunque confiesa que es muy mala para poner títulos, explica que se ha inspirado en el documental de Aute.

“Vi que tenía pensamientos de ponerle a su próximo disco algo parecido como que el bosque te permita ver los árboles. Por eso, a mí me gustaba que el subtítulo de este disco fuera que toda la rapidez, que toda la sociedad que nos envuelve, nos permita ver a todas las personas“, ha contado.

Toda esta introspección ha dado lugar a un álbum en el que tiene cabida una canción que escribió durante el confinamiento y que se puede aplicar a cualquier situación de la vida, un tema sobre refugiados, sororidad entre mujeres o amor propio.

Así es ‘El árbol y el bosque’: canción a canción

A lo largo de estas semanas, Rozalén ha revelado en sus redes sociales el significado de cada uno de los temas que componen este álbum. ¡Te contamos todos los secretos!

Este tren

Esta es la primera canción del álbum y la albaceteña propone que quien lo escuche lo haga dejando atrás las preocupaciones, las cargas, las responsabilidades y subiéndose a un tren de canciones.

“Un ‘no dejes escapar las oportunidades que la vida te brinda’, un ‘disfruta el momento’, ‘atrévete’, ‘no tengas miedo al error’, un típico Carpe Diem sí… Pero un mensaje necesario que deseo repetirme cada día de mi vida para saber que valoro todo”, ha compartido. Este tren es “una canción sin estribillo, una batería que simula un tren que solo avanza hasta donde tu imaginación te lleve.”

A tu vida

A tu vida es la primera canción de este nuevo trabajo que compuso, hace dos años. Es la única canción que habla de amor en sentido estricto, ya que ella misma confiesa que el álbum está lleno de otros tipos de amor.

“Es nostalgia de amor. Esa ‘espinita’ que todos tenemos y que despierta de vez en cuando. Ese deseo de volver a un tiempo, no a un lugar, porque ya todo es diferente. Y ese orgullo que tantas veces nos impide decir lo que sentimos…“, escribe.

Y busqué

Esta canción es una subida al templo Tepozteco, en México. Representa la subida a cualquier montaña, de forma metafórica, el camino que hay que recorrer para encontrar la respuesta a algunas preguntas.

“Es un viaje interior, un intento de búsqueda de respuestas al sentido de las cosas, de la vida, un ‘por qué estoy yo aquí’. Al final la respuesta se hace clara en soledad. Siempre buscamos fuera lo que nace dentro“, ha compartido.

El día que yo me muera

El día que yo me muera es una canción para dejar de tenerle miedo a la muerte, para abrazarla sin que duela y entenderla como una parte esencial de la vida. Rozalén confiesa que se ha preguntado qué pasaría si muriera mañana: “He dejado escritos mis últimos deseos inspirándome en coplas populares, con toda la seriedad, el humor y la alegría de mi alma. Y la cantaremos y bailaremos a ritmo de son cubano. El recuerdo es el que nos hará inmortales.”

La maza

Esta canción es de Silvio Rodríguez y Rozalén ha querido continuar con la tradición de cantar las grandes canciones de los maestros. En palabras de la cantautora, no podría haber elegido otra canción para formar parte de este nuevo trabajo, por ser uno de sus referentes musicales.

“En pocos días, antes de comenzar la grabación del disco, no sé cuántas personas me la enviaron cantada por Mercedes Sosa. Me preguntaban cómo sonaría en mi voz. Yo creo en las señales. Dice demasiado esta canción. No hace falta presentación. ‘¿Qué cosa fuera la maza sin cantera?’ no puede encajar mejor dentro de la filosofía de este disco”, escribe.

Que No, Que No

Que No, Que No es la canción que compuso para la película La Boda de Rosa de Icíar Bollain. Rozalén ha contado que llevaba un tiempo queriendo escribir sobre su incapacidad para decir ‘no’, ‘no quiero’ o ‘no me apetece’, esa incapacidad para poner límites. Habla de ese deseo constante de satisfacer a los demás, de quedar bien y de no incomodar, aunque eso suponga descuidarse a sí misma. 

En este momento apareció el personaje de Rosa, en la película, que se propone empezar de cero en base a sus deseos, prometiendo amarse y respetarse para toda la vida. “Terminando así de inspirarme para esta canción de Amor propio. Si quiero dedicar tiempo de calidad a los demás, si quiero luchar por esta sociedad, he de dedicarme primero tiempo a mí. Nunca había valorado el descanso hasta que mi cuerpo y mi mente se agotaron. Literal. Hasta me costaba sonreír. Y quien de verdad me quiere, lo entiende. Es uno de mis mayores aprendizajes de los últimos años”, ha compartido.

La línea

La línea es la canción del disco que tiene un fuerte mensaje social. Rozalén cuenta que si hay un tema que tenía pendiente era este: la línea que separa tu alma de la mía y todo lo cambia, las fronteras. Confiesa que lleva años empapándose sobre el gravísimo problema de los refugiados, de las crisis migratorias y las muertes inhumanas. Ha leído, estudiado, visitado campos de refugiados y asociaciones que trabajan por los derechos de las personas y rescatan en el mar Mediterráneo.

“He intentado comprender qué ocurre, por qué alguien se juega la vida de esa manera, por qué reacciona el mundo así… Es una de las letras que más me ha costado escribir en mi vida. Por la seriedad del asunto, por no saber ni por dónde empezar, por la cantidad de rostros que me vienen a la cabeza, por querer estar a la altura. Mi intención es que esta canción te rompa por dentro y te ponga en los zapatos de quien se ve obligado a emigrar, dejando su vida atrás“, confiesa.

Amiga

Amiga es la canción que ha escrito con Mon Laferte y que ambas comparten en este disco. “De los encuentros puros, nacen canciones hermosas”, ha escrito Rozalén. Ha contado que se reunieron un día de verano, abrieron una botella de vino y se pusieron a charlar, escribir y cantar con sus guitarras. Lo define como “una canción de encuentro entre amigas.”

Un brindis por la lealtad, la amistad verdadera, la hermandad entre mujeres, la sororidad. Una canción que espero nos regale muchas risas, confesiones y abrazos en las noches de celebración infinitas”, añade.

Loba

Siguiendo en la línea de la canción anterior, Loba cuenta la relación de la Historia de la Loba y la mujer. Es una canción que está dirigida al opresor, a quien le manda callar y no la quiere feliz ni libre. A quien entiende que los problemas se solucionan con violencia, con castigo, con censura.

“Una canción que explica que, si atacas, hasta el animal más dócil te acaba sacando los dientes, que el odio, odio provoca, que no todo vale si tus ideas ponen en peligro los derechos de los demás… Que cuanto más duele el golpe, con más fortaleza se levanta el golpeado“, comparte.

El paso del tiempo

El paso del tiempo es una canción que invita a celebrar el paso del tiempo por su cuerpo, celebrar que está viva, celebrar sus arrugas, sus canas, sus lunares, sus pechos y sus cambios. “Son las marcas que narran mi historia“, añade.

Este tema también es un grito contra los cánones de belleza de eterna juventud, que considera injustos e irreales. Por si fuera poco el importante mensaje que lanza, lo combina con un estilo diferente: “Quiero hacerlo bailando con la producción musical más diferente y atrevida que hemos hecho hasta ahora. Funky, setentera, discotequera.”

Aves enjauladas

Aves enjauladas es una canción que vio la luz el pasado mes de abril, en pleno confinamiento. Rozalén confiesa que es un recuerdo, el contexto en el que nace este disco, porque también forma parte de nuestra Historia. La canción salió en las primeras semanas de confinamiento y ella pensaba que solo había sido creada para ese momento. Ahora se ha dado cuenta de que no: forma parte de este disco y nos recuerda que somos vulnerables y que no podemos controlarlo todo.

“Que las prioridades son otras, que nos necesitamos los unos a los otros, que debemos cuidar al que nos cuida. La utopía de soñar que algo podría hacernos mejores personas”, finaliza sobre la última canción del disco.

 

 

Imagen principal: RLM