“Para dar la vida por una pasión se necesita valentía”, comienza Bebi Fernández. La autora anuncia su próxima obra titulada Memorias de una salvaje: parte final.

En el hilo de Twitter en que ha dado a conocer la noticia, la escritora bajo el seudónimo de Bebi Fernández presenta su segunda novela. “Para dar la vida por una pasión se necesita valentía“, comienza y “si, además, resulta que tu pasión consiste en luchar contra algo que te pone en peligro, también se necesita coraje.”

“Si vas a dar la vida por una causa, es algo que debes tener muy presente”, y ella lo sabe bien. Bebi explica que la publicación de este libro no ha tenido el apoyo –supongo interno, porque sus fieles seguidoras estamos ansiosas por leerlo–, y aun así sigue adelante.

La escritora narra que hay una voz en su cabeza “que pronuncia dos palabras: Estás muerta”. Ella misma responde al por qué seguir: “si uso mi fuerza, mi coraje y mi pasión para contar la Verdad, puedo ser por un instante no solo mi voz, sino la voz de muchas voces, con muchos tonos y acentos, y decirle a esa voz: Tú pensabas que estaba muerta, pero no, cabrón. Yo lo que estoy es más viva que nunca.”

Junto a la portada del libro, un mensaje que te hace agarrar el pecho por si se sale el corazón: “A joderse cabrones. Que no estoy muerta.”

Portada “Memorias de una salvaje: parte final”.

Quién es Bebi Fernández

Aunque no se conoce el verdadero nombre de Bebi Fernández, ella misma ha revelado que es criminóloga especializada en Violencia de Género, Intervención Criminológica y Victimológica y Delincuencia Organizada. En una entrevista a efeminista declaró que gracias a la criminología recibió “una capacidad de análisis” que jamás podrá “terminar de agradecerle a la ciencia.”

“A las presentes y a las futuras les digo que tienen la historia en su mano y que no duden en escribirla, sean cuales sean las caras de aquellos que lean su manuscrito. Estamos aquí para incomodar”, sentencia en la entrevista de efeminista realizada por Nora Cifuentes.

Como escritora, ha publicado dos diarios de prosa poética –Amor y asco e Indomable, una novela –Memorias de una salvaje y dos volúmenes de su colección como editora.

A través de su obra y de las redes sociales se ha convertido en una voz muy potente del feminismo. En vez de una máscara, un antifaz o un traje de licra, la escritora publica bajo una imagen de una barbie de juguete con un chupachups –ahora lleva mascarilla–, lucha contra el patriarcado y denuncia las opresiones que sufre la mujer.

“Yo soy activista y el activismo siempre lucha contra algo, quiere mejorar el mundo, pero para eso hay que cambiar lo que está mal y las personas que defienden ese sistema te van a atacar”, declaró en una entrevista para el medio The Objetive.

La activista suma 801,9 mil de seguidores en Twitter y más de 544 mil seguidores en Instagram. “Fuera de internet, soy una chica que ha sobrevivido” se retrata a sí misma. Sus mensajes calan tanto, que se convierten en lemas de las pancartas en el 8M.

–Nos ha salido feminista.

–No, os he salido de la jaula.

Memorias de una salvaje: parte final se publicará bajo la editorial Planeta, aunque todavía no hay fecha de publicación.