En WHY NOT hemos hablado con Sylvia Herrero, periodista y autora de la pirenaica “Trilogía de Santa Manuela”, tras la publicación de las novelas.

Sylvia Herrero llega este verano con una de las apuestas más dinámicas y frescas del mercado literario. La Trilogía de Santa Manuela (Editorial Planeta, 2020) sigue los pasos de una peculiar pandilla de amigos en un pueblo de los Pirineos. Santa Manuela de Vil es la cuna de diversas historias de amor, desamor, amistad, primeras bodas y otras dinámicas que solo podrían crearse en un acogedor pueblo como el que Sylvia ha creado para su primera trilogía.

Cómo casarse en Santa Manuela, Londres te espera y Tienes una cita ya están disponibles. Si quieres conocer un poco más a la autora, su obra y el proceso de creación de la misma, quédate en WHY NOT, que te lo contamos.

WHY NOT: La “Trilogía de Santa Manuela” se compone por tres novelas: “Cómo casarse en Santa Manuela”, “Londres te espera” y “Tienes una cita”. ¿Empezaste a escribir con la idea de construir una trilogía, o surgió conforme creabas el pueblo y sus personajes?

Sylvia Herrero: La idea no eran tres. Cuando empecé a esbozar la primera novela no calculé bien el material que necesitaba y me pasé de frenada: tenía más tramas y personajes de los que podían abarcarse en un libro. Así, prioricé los más inmediatos y reservé los demás para las dos siguientes.

WN: Una vez acabadas las tres novelas, y cuidando a tantos personajes en ellas, ¿dirías que has conectado con alguno de los libros o personajes en especial por encima del resto?

SH: Cada uno tiene lo suyo, pero mentiría si no te digo que Alicia es la niña de mis ojos. En cualquier caso, Misteilor es el más interesante.

Estuche Santa Manuela | Imagen: Editorial Planeta

WN: ¿Cuándo y por qué decidiste escribir sobre esta peculiar pandilla de amigos?

SH: Fue hace cinco años. El río Ara se desbordó a su paso por Benasque y dejó incomunicado el pueblo. Me tocó ir a cubrir la noticia. Mientras esperábamos noticias en la zona donde la Guardia Civil cortaba el paso, me quedé mirando a las casas del pueblo y empecé a preguntarme quién habría dentro de las casas y cómo habría afectado todo aquello a sus vidas. Esa misma noche, sentada en la puerta del hotel Eriste, dibujé la estructura de la primera novela.

WN: Santa Manuela es un pueblo de los Pirineos, ¡y es ficticio! ¿Te inspiraste en algún pueblo existente para crearlo? ¿Cómo fue?

SH: Santa Manuela simboliza a todos los pueblos del Pirineo, pero estaría en la zona del Valle de Tena. Tiene mucho de Sallent de Gállego, Biescas, Formigal, Panticosa, Lanuza… He visitado mucho la zona, tanto por trabajo como por turismo. Me encanta. Hablando con mucha gente de esos pueblos han salido algunas tramas. Apagas la cámara cuando ya tienes el reportaje que has ido a grabar, te ponen un café y empiezan a contarte cosas muy interesantes.

WN: ¿Con qué parte del proceso de escritura y publicación de tus novelas has disfrutado más?

SH: Cada una ha tenido lo suyo. Fue bonito imaginar todo, pero también lo fue compartir el texto por primera vez con mis amigas y ver sus reacciones. El cariño que estoy recibiendo por parte de los lectores desde que se ha publicado también está siendo muy especial. Es increíble cómo puede llegar a la gente una historia. 

WN: Para los que todavía no hayan descubierto tus novelas, ¿con qué tres conceptos definirías lo que van a encontrar entre sus páginas?

SH: Son novelas de lectura rápida, que te van a aportar conceptos básicos sobre la vida y las tradiciones del Pirineo aragonés, y que están escritas en positivo pero con los pies en el suelo.

WN: ¿Tienes alguna experiencia curiosa o divertida que puedas compartir sobre la creación de la “Trilogía de Santa Manuela”?

SH: Hay aspectos de algunos protagonistas que están basados en gente que conozco. Los interesados no se han reconocido pero, sin embargo, me han llamado conocidos preguntando si han inspirado uno u otro personaje, porque, según ellos, la relación está clarísima. Les dices que no e insisten: “pues yo creo que ese soy yo”. Es divertido.

WN: ¿Qué nos puedes decir de futuros proyectos? ¿Volveremos a leer historias de Sylvia Herrero, tal vez incluso en la misma Santa Manuela?

SH: ¡Quién sabe! Yo tenía grandes planes para algunos personajes que están siendo muy bien recibidos por los lectores. De todas formas, a día de hoy, la historia está cerrada. En romántica es muy fácil caer en bucles argumentales del tipo: me quiere – no me quiere-me quiere-no me quiere. Es algo que me da pereza como lectora y es algo a lo que te arriesgas si estiras mucho las tramas.

WN: ¿Qué te gustaría transmitir con esta novela?

SH: De entrada, que hay tantos tipos de amor como personas y que todos son válidos. Cada uno de los libros lo refleja. También la importancia de unirse y cercarse al otro. Lo cuenta en la tercera novela uno de los personajes: con cualquiera vas a tener en común un 80% de las cosas. Todo el mundo quiere ser feliz, que los suyos estén sanos y vivir razonablemente bien. Siendo así, ¿por qué nos empeñamos en marcar las diferencias del otro 20%? Deberíamos mirarnos con más cariño y menos crispación. No es sano vivir a la defensiva.

 

 

Imagen principal: Sylvia Herrero