Agoney lanza “Más” este viernes 19 de junio, la continuación épica y emotiva del preludio de su primer trabajo discográfico, “Libertad”.

Años pidiendo más de Agoney y, la noche en la que nos regala precisamente eso, nos quedamos sin palabras.

Más se anunció repleto de rosas el lunes 15 de junio, en 2020. Cuenta, como compartió Agoney, una de las confesiones con las que su autor se sinceró en su piano en 2018. Poco más tarde de tocar las doce y terminar la cuenta atrás en el estreno de la canción, las redes vuelan con teorías y análisis, dando la razón a esos “pájaros azules” a los que Agoney hace referencia en su canción.

“MÁS”: VERDAD Y EVOLUCIÓN

La calidad del letrista en un tema se podría comprobar imaginando el caso hipotético de las letras convertidas en relato y analizando su impacto. Más cuenta con una de esas que, sin importar el formato, te cuentan con la misma verdad su mensaje. Y, sí, Agoney es el chico con la técnica vocal acrobática, pero esta obra no solo brilla por cómo está contada.

La historia que cuenta es humana, y por eso suena cruda cuando canta reproche, y por eso deja sin aliento cuando usa un “amor” armonizado tras la aceptación, dura y madura, de haber fallado por igual.

Suena a disculpa. A lamento. A esos momentos insostenibles en los que culpar ya no sana, cuando el rencor quema más de lo que puede aliviar en un principio. Suena a ese largo camino de pasos efímeros entre sufrir por rechazar y hacerlo por amar. Un perdón al ajeno, y también a uno mismo.

“MÁS”: ESTÉTICA FINA Y ACERTADA

Tal vez lo más sorprendente de este videoclip (dirigido por Saot ST) se encuentre en la ausencia de las esperadas y compartidas rosas. El anuncio de Más comportó un dulce y fresco impacto en redes sociales y, a día de hoy, son pocas las seguidoras que no cuentan con la rosa en sus nombres y usuarios.

Sin embargo, en estos tres minutos y medio de evolución y explosión emocional y sincera, no hay ni un solo guiño a la flor con la que se promociona esta historia. Tal vez las rosas estén en ella, aunque no podamos verlas. De todas formas, acompañan a la exitosa sencillez de presentación del trabajo, con un videoclip liderado por cambios de luces y vestuarios.

DE VOLAR A LAS CADENAS, Y DE LAS CADENAS AL GRAN SALTO

Más se relaciona con el minuto y veinte segundos que conocimos como Libertad, preludio del proyecto discográfico que verá la luz a finales de verano. En ese primer adelanto descubrimos cómo vuela uno cuando es libre, y en Más confesamos haber conocido también las cadenas, esas que solo se ven echando la vista atrás y permitiéndonos el lujo complejo de vernos como fuimos, no como nos hubiera gustado ser.

Si en Libertad echamos a volar, libres de miedos, y en Más nos lanzamos al vacío vertiginoso de la autocrítica y el perdón, ¿a dónde más piensas llevarnos con esa verdad tan tuya y en la que tanto has confiado? Agoney, eres éxito asegurado.

 

 

Imagen principal: Portada “Más”