Es viernes 24 de enero cuando Ricky Merino, Nerea Rodríguez y Raoul Vázquez estrenan su gira conjunta: #3Tour. Lo hacen en Barcelona, y esta se rinde a sus pies.

El escenario de la Sala Bikini de Barcelona ha estado vivo durante un poco más de dos horas. Ricky, Nerea y Raoul, en ese orden, se han encargado de no dejar ni un solo minuto vacío de música. Apostaron por un espectáculo variado en formato festival para compartir su música, y acertaron.

Ricky Merino: fiesta y sensualidad

No puedo imaginar un comienzo mejor para el espectáculo que el de Ricky Merino. Si alguien sabe animar a todo un público, hacerlo reír y sentir cómodo desde el primer minuto, es él. Tiene el don del espectáculo, sabe cómo hacerlo y lo hace de maravilla.

Engancha. Con temas como La Bestia y A Mi Manera, engancha. Parece tener una energía infinita, y lo transmite a la perfección. Baila sin descanso, anima a bailar y se entrega a su trabajo con devoción palpable. Juega con falsetes (y los borda), con coreografía, interacción fluida y constante con el público… Sabe jugar sobre el escenario, y nos gana a todos los presentes.

Es Ricky quien da la bienvenida al #3Tour, en el característico puente de Let Me Entertain You. “Señoras y señores, bienvenidos al 3 Tour”, grita, mientras toda la sala corea el emblemático tema de su paso por Operación Triunfo en 2017. Por supuesto, y en relación a OT2017, nos regala la oportunidad de volver a bailar y gritar con Madre Tierra. “He robado la canción, ahora es mía y de Mireya”, comenta, divertido, antes de recordar que la malagueña formará parte del espectáculo el 31 de enero, en Málaga.

Aunque no nos cuenta la historia de Nuestra Isla, sí que la canta. Es el tema más delicado del mallorquín, y es con el que se ilumina la Sala Bikini. La defiende con toda la verdad que puede caber en una letra, una voz impecable y una emoción contagiosa que se alivia con el paso de Mientes, otro de sus grandes temas en Operación Triunfo.

Ricky en el #3Tour | Imagen: Martalti Moon

¡En el 3 Tour también hay lugar para estrenos! Ricky estrena, en exclusiva, el single que planea publicar tras la gira. Su nombre es Perfecto y dice así “Yo no quiero hablar de ti, aunque suena perfecto. Yo no quiero andar así, aunque sea correcto, aunque suena perfecto.” Es un tema que sigue la línea sensual de los anteriores de Ricky y, con el buen directo con el que lo ha presentado, solo hay ganas de tenerlo en estudio y escucharlo hasta memorizarlo.

Llegados a este punto del espectáculo, me gustaría agradecer a Ricky por la siguiente canción, y por las palabras previas. La Revolución Sexual ha sonado con un toque disco innovador, y también se ha bailado, porque así lo ha pedido su intérprete: “Todo el mundo a bailar, que hace mucha falta, por el amor libre y la revolución sexual. He visto algunas banderas, levantadlas para que se vean bien.” Y la pista se ha convertido en un espejo de la fiesta final de cada fecha en la gira de OT2017. Ha sido precioso verlo.

Para terminar su set, Ricky reaparece con Miénteme, el primer single que lanzó, y se acompaña de la entrega total del público. Ricky Merino, eres el inicio impecable del espectáculo.

Nerea Rodríguez: brillo e intimidad

Nerea se enfrenta a la Sala Bikini por segunda vez. La primera fue en abril del año pasado, en solitario, en la que presentó algunos de sus temas que hoy ya podemos escuchar en una recopilación acústica, Diciembres.

¿Cómo hablar de Nerea sin caer en bucles de incredulidad? ¿Cómo es posible que alguien tenga la capacidad de emocionar con la misma canción, una y otra vez? Es lo que pasa con Quédate Conmigo, que cuenta con una carga emocional inagotable y totalmente atribuible al brillo con el que Nerea acaricia y araña el tema.

Lo mismo pasa con Listen, repleta de giros vocales, notas imposibles y una transmisión exquisita. Las baladas son un traje que Nerea viste de lujo, y lo demuestra con las suyas propias. Y Ahora No sigue sonando igual de nítida que la primera vez, igual que Tu Segunda Opción. Sin embargo, el broche de oro se lo lleva Nadie, y tal vez lo comparta con la acústica No Mires Atrás. Son canciones tan puras que te hacen sentir intruso y te obligan a escucharlas de puntillas. No hay metáforas tras las cuales esconder la intención con la que fueron escritas, son sinceras y así las interpreta su autora.

Nerea en el #3Tour | Imagen: Martalti Moon

¡Pero no todo son baladas! Pero Quiero Contigo es su tema más divertido, y se convierte en una dinámica de grupo al invitar al público a cantar algunas partes de la letra. Por supuesto, no puede faltar Symphony en el setlist de Nerea. Menuda la fiesta que se arma en la pista cada vez que suena ese tema, y qué maravilla de aplausos cada vez que Nerea clava una de esas notas con las que no hay mejor respuesta que aplaudir.

Raoul Vázquez: ferocidad y pasión

Con Raoul hemos podido disfrutar de su voz en nuevos temas. Nos ha dejado descubrirle en melodías nuevas, propias y versionadas. Se presenta con un Cry Me A River elegante, seguido de ese Estaré Ahí que marcó su carrera como primer single. Escucharle cantar su canción ante un público que ansía escucharlo es de lo más emocionante de la noche, por no mencionar que él mismo rompe a llorar cuando la pista se llena de fotos enmarcadas en las que sale sonriendo. 

Raoul también recuerda su paso por OT, y lo hace con un mash-up de aquellos temas que más le marcaron: La Quiero A Morir, Manos Vacías y Everytime You Go Away. El público se las sabe de memoria, así que las corea con él. Sin embargo, este mash-up nostálgico llega precedido de una de las apuestas más sensuales de la noche: Earned It. Y qué bien le quedan las luces rojas, y qué bien suena en todo lo que se propone cantar.

Nos cuenta, con los ojos brillantes y la voz delicada, que Wrecking Ball fue el tema con el que empezó a soñar con escenarios, cuando estudiaba en Inglaterra. Después de animarnos a perseguir nuestros sueños, nos deleita con una versión emocionante y feroz. 

Raoul en el #3Tour | Imagen: Martalti Moon

Hablando de ferocidad… ¿Quién es el Lobo Feroz? Raoul nos hace cómplices de su pequeño secreto y gran apuesta en el futuro. Nos regala unos primeros versos del que será un nuevo tema, y enamora por completo a los presentes. Le llaman el lobo feroz… pero nos pide guardarlo en esa sala de Barcelona, y así lo haremos. 

Si me tengo que quedar con un momento de la noche, tiene que ser este: Raoul canta, acompañado únicamente del piano, Y Cómo Es Él. Es emoción cruda y sentimiento exprimido. La canta a pecho descubierto, con el corazón en la mano, y se cuela dentro de cada persona en esa pista de baile. Tiene un don y, aunque ya se sabe, sigue sorprendiendo. 

La recta final empieza con Tus Monstruos, tema que comparte con Belén Aguilera, y con Million Reasons, la canción con la que Raoul continúa impactando en los escenarios. “La canto con tanto gusto como respeto le tengo a la artista”, dice.

#3Tour: “Parece que llevemos toda la vida juntos”

Si esta gira funciona es por la complicidad con la que se mueven por el escenario. Ricky, Nerea y Raoul tienen un trato familiar entre ellos, pero eso no es todo. La banda de músicos (Víctor Elías, Sergio Rojas, Hache Navío y Jaime Vaquero) es cálida y carismática. Son un buen equipo sobre el escenario, además de increíbles músicos.

No puedo dejar de aplaudir la majestuosidad del piano a lo largo de la noche. Es un placer entrar a una sala por tres cantantes y salir por todo un equipo que convierte la velada en una auténtica fiesta basada en emoción y comodidad. Nadie se siente solo en esa sala, y nadie se querría perder un espectáculo así, repleto de emoción, intimidad y mucha acrobacia vocal.

El #3Tour no puede acabar sin colaboraciones entre ellos, y por ello tenemos un espectacular Man World de Raoul y Ricky, un divertido Señorita de Nerea y Raoul y el nostálgico The Time of My Life (y Alocao) de Ricky y Nerea. Y, por supuesto, el espectáculo termina con un apoteósico Feeling Good que reúne a los tres artistas y a la banda de músicos en una fiesta de música, luces y mucha, mucha diversión.

Nerea y Raoul en el #3Tour | Imagen: Martalti Moon

La clave del éxito debe residir ahí: el ánimo no decae. Ellos irradian alegría y emoción, y es lo que transmiten. Se desviven por la música, por crearla, compartirla y hacerla llegar, y es lo que consiguen. Tal vez creer no es crear, ni trabajar garantiza ningún tipo de éxito, pero el trabajo de Ricky, Nerea y Raoul ha tenido el resultado merecido: nos vamos a casa con los pies cansados de estar de pie, pero dispuestos a volver a estarlo.

Proyecto “Recordad” en el #3Tour | Imagen: Martalti Moon

 

 

Imagen principal: Martalti Moon