Harry Styles regresa a la música y su pistoletazo de salida nos despierta el viernes a las 6 de la mañana (hora española) con “Lights Up”, primer single de su segundo álbum.

Han pasado más de dos años desde su primer CD en solitario, el selftitled Harry Styles que recorrió 89 escenarios en 2018 con sus 10 temas y algunas versiones, así como el cálido recordatorio de su paso por One Direction con temas como If I Could Fly y What Makes You Beautiful. Tras meses de silencio y expectativa, Harry vuelve.

El rumor del nuevo lanzamiento de Styles empieza a ser verdaderamente sospechoso cuando se descubre un cartel en algunas ciudades como Londres y Los Ángeles en el que se lee “Do you know who you are?” junto a “TPWK” (Treat People With Kindness), sello personal del artista, y el logo de la discográfica Columbia Records. Así mismo, lanzan una web en la que obtener un mensaje personalizado y firmado con su nombre y, horas después, Harry es portada en las listas de Spotify de lanzamientos del viernes.

Videoclip “Lights Up” | Imagen: Harry Styles vía Twitter

LAS TRES HISTORIAS EN PANTALLA

Así, el viernes amanece con un nuevo lanzamiento del que hablar. Lights Up, un tema que roza estilos que no habíamos escuchado en la discografía anterior del artista, viene acompañado de un videoclip rodado en México. Cuenta con tres líneas temporales principales que las fans no han tardado en analizar y ordenar. Las más destacadas cuentan con Harry desnudo entre otros tantos cuerpos, una tentación que se ve rota por la sensación liberadora al verle montar de espaldas en una moto con total confianza, fugitivo.

La tercera faceta que conocemos en esta historia audiovisual es la de Harry Styles cargado de angustia y soledad, vestido con una de sus mejores galas, típica de sus shows, en una habitación aislada. ¿Tal vez un guiño a lo que el mundo del espectáculo oculta, así como la tentación que también le acompaña, pero sin olvidar la seguridad y confianza de lo cercano e íntimo? Sensualidad, soledad y libertad, aunque esta última limitada por un coche de policía que parece parar el rumbo de la moto en la que Harry se deja llevar.

Descubrimos entonces que el “Do you know who you are?” de los carteles promocionales forma parte de la letra de la canción, y que se rodea de otras frases como “I’m not ever going back” en una película de detalles rojos, sensuales y sumergidos en agua.

¿Listas para la nueva etapa de Harry Styles?