Leo Rizzi actuó ante más de 200 personas en la sala Jerusalem de Valencia y consiguió cautivar a cada uno de sus fans valencianos gracias a su gran carisma.

El cantante de ‘Amapolas’ ha estado todo el verano recorriendo diferentes puntos de la geografía española de la mano de ‘Los 40 Summer Live’ y ahora por fin ha arrancado su propia gira, ‘Bailando Alrededor del Río’. Tras su gran éxito en Barcelona, un día más tarde aterrizó en Valencia, una de las fechas más especiales del cartel, ya que Leo reside allí desde hace unos años.

El local escogido para esta cita con sus seguidores fue la Sala Jerusalem, ubicada en el centro de la ciudad. Sin duda, el sitio perfecto para crear el ambiente y la intimidad que caracterizan a los temas de Rizzi. Unas horas antes del inicio del show, algunos ya hacían cola para poder ver a su artista preferido en primera fila.

Leo Rizzi actuando en la Sala Jerusalem de Valencia el pasado sábado 17 de septiembre | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Unos minutos más tarde de las nueve, los músicos comenzaron a tocar y Leo Rizzi subió al escenario con una energía arrolladora. El primer tema del que pudimos disfrutar fue ‘Sanalö’, uno de sus últimos lanzamientos. A continuación, sonó ‘En Tu Camino’, una canción que habla sobre la inevitable evolución que todos sufrimos. Gracias al tamaño reducido de la sala, el público tuvo la oportunidad de hablar con el artista mientras él afinaba su guitarra en varias ocasiones. «Ayer en Barcelona estaba muy tranquilo, hoy en casa no tanto», confesó en uno de estos momentos.

Leo Rizzi actuando en la Sala Jerusalem de Valencia el pasado sábado 17 de septiembre | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

‘Bailando Alrededor del Río’: una gira de anécdotas y confesiones

Antes de regalarnos ‘Lágrimas del sol’, nos relató la curiosa historia de la que nace este tema. «Esta canción nace de una historia que tuve hace poco en Peñíscola, en el hotel del padre de un amigo. Fue bastante heavy porque era la primera experiencia que tenía trabajando en serio fuera del restaurante de mis padres. Mi amigo me dijo que iba a trabajar de camarero y luego nos iríamos al ‘Rototom’ a gozarla. De chill, ¿no? Pues para nada de chill, tío, fue una locura porque el hotel era enorme, había un montón de peña y me daban mucha caña. Iba en longboard y de repente un día no me cuadró porque empezó a llover, así que empecé a mandar correos avisando de que iba a llegar tarde. Yo pensaba que iban a valorar un montón que llegara a pesar de la lluvia, pero mi jefe me dijo que era el único de los 500 empleados que había llegado tarde. Me quedé blanco. Estuve toda la jornada laboral pensando melodías y letras para componer cuando llegara a la casa de mi colega, y salió esta canción».

Leo Rizzi actuando en la Sala Jerusalem de Valencia el pasado sábado 17 de septiembre | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Lo cierto es que el artista se abrió en canal ante nosotros, pues también nos contó la historia tan personal que se esconde detrás de ‘La Vida Es Un Cuadro’. «La siguiente canción es una discusión fallida. Surgió de una conversación en la que, hablando con una expareja que tuve (espero que no esté aquí), llegamos a un punto en el que me di cuenta de que ambos teníamos razón. Claro, esto para la otra persona no fue lo más gratificante, porque quería tener la razón. Llegué a la conclusión de que estaba siendo una discusión un poco sosa, así que me salió esta canción y se la pasé. Yo quería hacer una canción un poco irónica hablando de que la vida es un cuadro que todos pintamos, aunque ha tomado otro peso con el paso de los años cuando me metí en Bellas Artes, pero es muy guay de dónde nace».

Leo Rizzi junto a sus fans en su concierto de Valencia | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Un show con personalidad e intimidad a partes iguales

El concierto continuó con ‘Como Tiene Que Estar’. A pesar de que es uno de los primeros sencillos que se atrevió a subir a las plataformas, levantó el ánimo de todos sus seguidores, especialmente en la primera fila, donde sus mayores fans lo dieron todo durante el concierto completo. «La próxima canción es muy importante porque cada vez que la canto me trae al presente. Se puede tomar de muchas formas, como tantas cosas, pero para mí significa eso y cada uno le puede dar el sentido que quiera. Vamos allá», explicó antes de tocar ‘Conexión’ acompañado de su guitarra eléctrica.

Leo Rizzi con algunos de los regalos con los que lo obsequiaron sus fans valencianos | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Justo al finalizar este tema, Leo Rizzi bajó del escenario por sorpresa y regresó unos segundos más tarde vestido con un atuendo muy diferente, algo más rockero y adecuado para esta parte del show. Entró directamente con el micrófono en la mano para adelantarnos un par de canciones que todavía no han visto la luz e invitándonos a saltar con él. «Sigamos con una canción que me ha marcado mucho», dijo para presentar ‘Romper Las Cadenas’, una canción que habla sobre enfrentarse a los miedos.

Y la parte más especial estaba por comenzar. Teclado, batería, guitarra y bajo desaparecieron del escenario para dejar solo a Leo con su guitarra acústica y dispuesto a desnudar sus sentimientos a través de su voz. «Mucha gente me conoce por redes sociales y allí lo que muestro muchas veces son momentos acústicos porque me encanta. Es un momento íntimo entre nosotros». Antes de versionar ‘Amapolas’ en este formato, se lanzó con un trocito de ‘Conexión’.

Leo Rizzi actuando en la Sala Jerusalem de Valencia el pasado sábado 17 de septiembre | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Un público más que entregado y algunas sorpresas

Tras este momento mágico y lleno de conexión con el público, quiso dedicar una canción a todos esos amigos que estaban en la sala. «Esta canción nace de la necesidad de compartir con mi gente cercana, ya fuera de la relación amorosa, de celebrar con mis amigos. Se lo quiero dedicar a un grupo de colegas que tengo aquí», expresó con un cariño palpable mirando hacia ellos. Evidentemente, la canción de la que hablaba no podía ser otra que ‘Qué Lindos’. Para continuar con este ambiente, Leo Rizzi interpretó ‘Quiero’, sin soltar a su guitarra en ningún momento.

Leo Rizzi actuando en la Sala Jerusalem de Valencia el pasado sábado 17 de septiembre | Fuente: Inma Vacas – Why Not Magazine

Para ir cerrando la noche, nos transportó a otra época de la mano de ‘Just The Two Of Us’, una canción que ya habíamos oído en su voz gracias al programa ‘Veo Cómo Cantas’. Pero estaba claro que el público no quería que se marchara, pues los vítores pidiendo el bis fueron multitudinarios. Finalmente, Leo no se hizo de rogar y volvió a salir para sorprendernos con otra versión: ‘Bésame Mucho’. Antes de despedirse cantando ‘Amapolas’, su canción más conocida, volvió a sorprendernos con una versión en español de ‘As It Was’ de Harry Styles.

Ya sabíamos que Leo Rizzi es un artista que rezuma personalidad y carisma por todas partes, pero después de presenciar este show, solo podemos reafirmarlo. Todos y cada uno de sus seguidores salieron fascinados, y muchos de los acompañantes también quedaron encantados. El artista nos regaló una noche mágica en la que pudimos conocerlo mejor y, sobre todo, disfrutar de su voz en un ambiente muy íntimo. Su gira de salas ‘Bailando Alrededor del Río’ también llegará a Madrid, Sevilla y Bilbao. ¡No dudes en comprar tu entrada!

 

 

Imagen destacada: Inma Vacas – Why Not Magazine