El pasado 11 de septiembre, Morat llegaba al WiZink Center de Madrid con todas las entradas vendidas para arrasar, habiendo comenzado su gira, el ‘Morat World Tour’, tan solo unos días antes en el Palau Saint Jordi de Barcelona.

El reloj marcaba las nueve y tres minutos cuando en la pantalla del WiZink aparecía una cuenta atrás de cinco minutos. Las luces se apagaban y el público gritaba con cada minuto que se descontaba del marcador. Cada vez con más impaciencia porque la banda colombiana saliera al escenario.

Un juego de luces sobre una tela blanca que caía al grito de “sabiendo que tus besos matan moriré de amor”. Con Martín en lo alto del escario al mando de la batería, el público saltaba al ritmo de ‘Besos en Guerra’. Y sin apenas descanso tras los aplausos, continuaban con el tema de ‘Maldita Costumbre’, que hacía cantar a los fans “porque te fuiste un, dos, tres, cuatro veces seguidas”.

 ‘Al Aire’, literalmente, lanzaban confeti cuando Morat cantaba el sencillo de su álbum ¿A dónde vamos?’. Tras lo que comenzaba una suave melodía que daba paso a la canción que comparten con Beret,Porfa no te vayas’. Y no se podían olvidar de ‘Aprender a quererte’ con la que el público bailó al igual que lo hacía Simón desde el escenario.

Morat se adueña del WiZink Center | Fuente: Bea García – Why Not Magazine

LA MÚSICA EN DIRECTO: EL SELLO DE MORAT

Juan Pablo Isaza introducía el tema Primeras veces’, una balada que hacía que el WiZink se llenara de luces. El estadio estaba repleto de linternas de móviles balanceándose al ritmo de la canción. Martín se hacía con el público cuando cantaba ‘Mi Suerte’ y les pedía dar palmas al compás de la música. La cita se volvía más melancólica cuando tocaban ‘Idiota’, una canción inspirada en buscar en una persona del presente lo que se vivió con un amor pasado; canción que comparten con Danna Paola.

La fiesta volvió comenzar de la mano de uno de los temas que impulsó la carrera de los colombianos, ‘Mi nuevo vicio’, en el que Juan Pablo Villamil hacía un solo con el banjo ante un WiZink impresionado. A continuación, todos los miembros de la banda se agrupaban para saltar en el escenario de lado a lado y volver a alinearse para regalar al público una versión de lo más emotiva de ‘No Merezco Volver’.

Morat se adueña del WiZink Center | Fuente: Bea García – Why Not Magazine

‘SI AYER FUERA HOY’ Y CAMBIO DE ESCENARIO

Quedaba en el escenario Juan Pablo Isaza para explicar que su nuevo disco, Si ayer fuera hoy’, está a la vuelta de la esquina y que no podían aguantarse más por lo que iba a tocar una de sus canciones favoritas. Se marcaba un solo con el piano presentando ‘Si la ves’, una balada conmovedora.

A mitad de canción, el cantante decía necesitar un vino para poder continuar y se iba del escenario. Pero unos segundos más tarde volvía con la copa y agachando la cabeza, haciendo un monólogo sobre la canción. Se apagaban las luces y se volvían a encender para ver a Morat en un escenario diferente en medio de la pista y en frente de las gradas. La banda había cambiado de localización para acabar la canción.

Los primeros acordes de ‘Valen Más’ se escuchaban cuando Inés Manzano subía al escenario para acompañar a la banda. La ganadora de un concurso que había sido elegida por Morat para cantar junto a ellos. Y la emoción hacía que Inés se pusiera a llorar viendo a tanta gente animándola para dar su mejor versión en el escenario.

La nueva localización del concierto daba lugar a unas canciones más íntimas y tranquilas, hasta las luces eran más tenues y en colores menos saturados. Tras bajarse Inés del escenario, llegaba la hora de escuchar un tema que hacía sonreír a todo el público, ‘Mi vida entera’.

Juan pablo Villamil se quedaba en el nuevo escenario para regalarle a sus fans una versión desgarradora de ‘Enamórate de alguien más’. Él solo, delante del estadio mientras que el público gritaba a todo pulmón la letra de esta balada. Con esta canción cerraban el escenario improvisado que habían montado en mitad de la pista, pero comenzaba la recta final con las canciones más conocidas del grupo.

Morat se adueña del WiZink Center | Fuente: Bea García – Why Not Magazine

LA RECTA FINAL

Para animar un poco más el concierto, hacían un juego con el público en su canción ‘A dónde vamos’. Dividieron la pista en dos y pidieron al público que gritara “eh” cada vez que levantaran el brazo. De un lado a otro, Juan Pablo Isaza recorría el escenario escuchando como el WiZink gritaban la letra de su canción.

La introducción de ‘No Se Va’ es digna de escuchar en directo, ya que Juan Pablo Isaza explicaba cómo empezó y cómo se compuso la canción. Desde los primeros acordes, la percusión y la gran importancia del bajo que se sentía en el cuerpo cuando lo agregaban a la melodía. Después seguían con ‘Cuando Nadie Ve’, ‘Cuando El Amor Se Escapa’ y su nuevo tema ‘506′ que han sacado junto a Juanes.

‘Amor con hielo’ resonó en las paredes del estadio mientras que en la pista los fans cantaban sin tregua. Y gritaba Juan Pablo el nombre de Duki para que el WiZink cantara su parte de la canción ‘París’. Para acabar,Llamada Perdida’ era una elección perfecta para cerrar el concierto.

Cuando todos creían que habían acabado y muchos se iban, un coro de voces se alzaba gritando “otra”. Y así era, Morat volvía para cantar su canción más conocida, la míticaCómo te atreves’, lo que cerraba la noche de la manera más bonita.

 

 

Imagen destacada: Bea García- Why Not Magazine