Amaia publicó ayer viernes 13 de mayo su segundo disco, ‘Cuando no sé quién soy’. Esa misma tarde, la navarra apareció por sorpresa en plena Gran Vía madrileña para interpretar algunas canciones del álbum.

Amaia publicó hace dos años su álbum debut y ahora sigue creciendo musicalmente con ‘Cuando no sé quién soy’. El disco está formado por diez canciones en las que refleja la dualidad de la edad en la que se encuentra. «Ya no soy pequeña, tampoco soy mayor. Quiero ser lo que se espera de mí y seguir siendo yo a la vez«, dice.

Resulta imposible definir el estilo de Amaia, pues en absoluto hace lo que se espera de ella. Sin embargo, también es muy difícil que cualquiera de sus proyectos no sea capaz de acariciar el corazón de aquel que lo escucha. La navarra es sinceridad y exposición absoluta.

Puede ser una imagen de una persona y de pie

Amaia en Gran Vía | Fuente: Ami Pond – Why Not Magazine

Tal y como define Carolina Iglesias, este disco «es una palmadita en la espalda. Es un ‘ni idea de si esto es lo correcto, pero yo voy palante con todo’, es elegir la caja sorpresa en vez del dinero en metálico, es descubrir que tienes un pañuelo arrugado en el bolsillo cuando estás llorando y se te caen los mocos, es conseguir disimular que no conoces a la persona que te saluda tan efusiva. Es un viaje al que Amaia nos ha invitado y todos estamos desde que la descubrimos hace dos años con el cinturón puesto esperando la siguiente parada».

Y como este disco va de sorpresas y de cosas inesperadas, Amaia se plantó ayer viernes la puerta del Cine Capitol con un micrófono y su guitarra para deleitar con su nuevo disco a todos los afortunados que pasaban por allí  pasadas las 19:30. Todo el mundo, curioso, se acercaba a escuchar las canciones de ‘Cuando no sé quién soy’, pues resulta imposible pasar de largo. Exactamente lo mismo ocurre con cada verso que sale de su garganta.

 

 

Imagen destacada: Ami Pond – Why Not Magazine