Acompañado de su banda, del buen rollismo y de viejas y nuevas canciones, Nil Moliner actuó la noche del sábado 7 de agosto en el escenario del Recinto Huerta del Obispo del Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares (Madrid). El artista catalán regaló un espectáculo de ensueño a sus seguidores, dentro de la programación cultural del festival ‘Alcalá Es Vida By Gigante’.

22:06, los asistentes no eran conscientes de la noche que se les avecinaba. Detrás del escenario se escuchaba el grito de guerra de Nil y su equipo, motivados y dispuestos a dar el 100%, se iban incorporando uno a uno, desde ambos lados del escenario, al stage. El recinto, situado al aire libre, era grande pero acogedor. Las sillas, separadas de dos en dos, respetaban en todo momento  las distancias de seguridad; Es más, el propio Nil agradeció al público su colaboración y responsabilidad durante la hora y media de concierto.

La fiesta estaba a punto de comenzar, el catalán eligió ‘Hijos de la Tierra, uno de sus temas más conocidos, para arrancar la velada. Todos los presentes, entregados y entusiasmados, cantaban junto a Nil y su banda el estribillo de la canción, el escenario se cargaba de buena energía, euforia y sobre todo color, presente tanto en las prendas de vestir de los músicos como en la magnífica iluminación. Desde el primer segundo el escenario se convertía en una auténtica verbena de pueblo.

Nil Moliner | Imagen: Sonia Gila – WHY NOT

Los fans pedían más y era el turno del segundo tema de la noche, ‘Sale el Sol’,  una de las canciones mejor recibidas por el público en los directos y de la que es imposible no aprenderse la letra de memoria y tararearla de vuelta a casa. La velada no había hecho más que empezar y la gente comenzaba a entrar en calor, era el momento perfecto para escuchar ‘Déjame Escapar’, primera canción de su álbum ‘Bailando en la batalla’ y que el artista terminaba cantando lentamente: “Devuélveme el mar, devuélveme las horas, devuélveme el aire…”.

Aproximadamente a la media hora de concierto, Nil encontró el mejor momento para interactuar con sus seguidores. El joven dio las gracias a los asistentes por participar en una noche, que para el estaba siendo “muy especial”, y deseaba con todas sus fuerzas que en poco tiempo los conciertos volvieran a ser lo que eran antes de la pandemia y así poder dar el ‘Cien por Cien’, haciendo de esta manera referencia al título de la cuarta canción de la velada.

Un poco más tarde, un emocionado Nil se volvía a dirigir al público agradeciéndoles llevar las mascarillas correctamente y mantener las distancias de seguridad para después preguntar bien alto: “¿Cómo estáis Alcalá?”, “¿queréis más?”, a lo que los presentes respondieron con un gran grito de entusiasmo.

En ese punto, el espectáculo dio un giro de 180 grados para pasar a la que sería la parte más melancólica de la noche, era el turno de escuchar ‘Sin Tu Piel’ y, segundos después, ‘Solo’, un tema que habla sobre la soledad y la necesidad de encontrar la luz al final del túnel. El catalán explicaba antes de la canción, “lo peligroso que es sentirse solo y cómo durante el confinamiento muchas personas se han sentido así”.

Nil Moliner | Imagen: Sonia Gila – WHY NOT

El concierto avanzaba rápidamente y Moliner se preparaba para interpretar ‘Tal Vez’, una canción hecha en colaboración con el cantante Rayden, con un importante trasfondo que llega directo al corazón. Antes de empezar a cantarla, Nil mandaba un valioso mensaje a los presentes: “es necesario que la vida nos devuelva la humanidad”. Dicho esto, la música comenzaba a sonar y a la par que el catalán cantaba, los asistentes iban encendiendo silenciosamente las linternas de sus móviles para acompañar la actuación de Nil.

La velada seguía su curso y el siguiente tema en sonar sobre el escenario del recinto de Alcalá de Henares era ‘Mejor Así’, una de las canciones más emotivas que el artista ha lanzado en 2021. Un único foco de luz blanca situado justo encima del catalán le ilumina durante los aproximadamente tres minutos que dura la canción y se apaga de golpe al pronunciar Moliner, la última palabra del bonito single. Nil sale de escena, pero la fiesta continúa con un colorido espectáculo musical  protagonizado por su banda.

El artista regresaba al escenario y a un publico entregado cantando ‘El Despertar’ y ‘Mi Religión’, dos de sus canciones más marchosas y que no faltan en ninguno de sus conciertos. Después del chute de adrenalina, el interprete repetía a los espectadores lo mucho que ansiaba “volver a hacer un concierto como los de siempre” y continuaba la actuación, haciendo referencia a su deseo, con el tema ‘Libertad‘.

Nil Moliner junto a su banda | Imagen: Sonia Gila – WHY NOT

Alegría y entrega, dos palabras que definen a la perfección los shows de Nil Moliner. La banda y el público seguían como si se tratase de la primera canción de la noche, cuando el catalán interpretaba ‘La Bestia’, tras la cual el joven abandonaba el escenario por segunda vez para cambiarse de ropa. En esta ocasión la ausencia de Moliner fue rapidísima y cuando el público quiso darse cuenta Nil ya estaba de nuevo sobre el escenario para regalarnos su ‘Calma’.

El cantante supo desde el primer momento como ganarse a su público, aún así antes de interpretar su última y más reciente colaboración con Ana Mena, ‘Me Quedo’, pícaramente dijo a los presentes: “Yo aquí en Alcalá me quedo”. Todavía faltaban algunos temas por escuchar cuando Nil quiso agradecer su trabajo y dedicación a todos los miembros del equipo que componen su espectáculo: banda, especialistas de iluminación y sonido así como al equipo técnico.

Casi llegando al final, era la hora de tocar ‘Mis Cicatrices’ y, a continuación, aunque el catalán simulaba que el concierto había terminado e incluso abandonaba el escenario por tercera vez, era obvio que la gente no podía irse sin escuchar la canción entre canciones: ‘Soldadito de Hierro’. Su colaborador habitual en este tema, Dani Fernández, no pudo acudir a Alcalá, pero Nil se encargó de cautivar al público con una interpretación magistral en la que el artista dejó que el público cantase un trozo de la canción mientras el se convertía en oyente; cuando los presentes creían que el momento iba a ser insuperable, Nil decidía apostar por una canción en catalán, titulada ‘Som Ocells’.

La velada llegaba a su fin  y que mejor broche que uno de los temas más escuchados de su álbum ‘Bailando en la batalla’: ‘Bailando’. Al ritmo de la música y antes de finalizar la canción, el catalán se acercaba con su banda a la parte delantera del escenario para saludar a los asistentes, aplaudir a su equipo y dar las gracias a todos los que habían formado parte de una noche que recordaría siempre.

Nil Moliner junto a su banda | Imagen: Sonia Gila – WHY NOT

 

 

Imagen principal: Sonia Gila – WHY NOT