El músico Ivan Herzog presentó en Barcelona su nueva música en una nueva era del cantante y  tuvo una gran acogida de sus fans, que vinieron de muchos lugares de España para verle.

Los seguidores son uno de los pilares de cualquier artista e Ivan Herzog cuenta con unos fans muy leales, y es que en la cola previa al concierto ya se podía sentir la emoción y las ganas de poder ver al cantante en directo.

Unas seguidoras llegaron allí ocho horas antes para tener los mejores asientos, otras viajaron desde Madrid para asistir al concierto y luego volver a casa e incluso otras chicas viajaron en coche tres horas desde Castellón para ver a Ivan en concierto. Y esto tan sólo es el principio de todo lo que está por venir.

Se apagan las luces y comienza el concierto con Ivan Herzog sentado en su piano y tocando las primeras notas de ‘Mi mala cabeza’. La magia del lugar era innegable. El universo de Ivan Herzog estaba más que presente, en estado puro, y sus seguidores lo estaban viviendo por fin. Y con ‘Cuánto Quiero’, el público la cantaba a viva voz.

Ivan Herzog en sala LaNau | Autora: Alba Bouvier (@albabouvier)

Qué locura estoy viviendo”, fueron sus primeras palabras seguido de un “Quiero agradecéroslo todo el rato” y apuntó que el había llegado ahí para hablar de amor, ya que “era un moñas”, bromeaba. La humildad y la gratitud fueron el hilo conductor de este concierto tan especial.

La siguiente canción era una sorpresa, ya que no la había publicado en ningún lugar y era la primera vez que la tocaba. ‘Intocable’ habla de ese gran amor correspondido en el que te implicas al 100%, que se acaba y que por ello no se puede jugar con él.  A continuación pedía un gran aplauso para una persona que le estaba acompañando este día en la mesa de sonido: su padre.

Comenzaban las sorpresas e Ivan presentó a su primer invitado: “Hace una semana estaba aquí acompañando a un amigo con el que me siento muy identificado, él me invito a su concierto y necesitaba invitarle a vivir esto conmigo“. Roger Padrós cantó ‘Diógenes’ al piano mientras Ivan tocaba la guitarra. La conexión entre ellos era muy real y parecían dos niños divirtiéndose con la música.

Roger Padrós en sala LaNau | Autora: Alba Bouvier (@albabouvier)

Cantó sus canciones ‘Ojalá’, ‘Híbrido’ y también versionó la tan famosa ‘Boig per tu’ de SAU. Y llegó la siguiente sorpresa de la noche. Ivan Herzog cantó ‘Et Prometo’ junto a Tonet, integrante del grupo Portobello, canción en la que Herzog colabora.

“Hace dos años y medio comencé a girar con uno de mis mejores amigos.  Y es que el cabrón me ha dado la vida.” Así presentaba a su ultimo invitado, Cepeda, para cantar un tema que escribieron juntos: ‘Si tú existieras’.  Ambos estaban tan nerviosos como emocionados y Cepeda le mostró su felicidad porque “por fin las cosas le estaban saliendo bien a su amigo Ivan”. El final se acercaba y sonó ‘Donde pierdo La Paz’.

Tonet (Portobello) junto a Ivan Herzog | Autora: Alba Bouvier (@albabouvier)

No sé cuando voy a poder repetir y estoy cagado. Lo repetiría mañana y pasado y al otro, estoy viviendo un puto sueño.”

Cepeda junto a Ivan Herzog | Autora: Alba Bouvier (@albabouvier)

El público se quedó con ganas de más, coreaba “Otra, otra…” e Ivan cantó ‘Nunca Jamás’. El público cantaba la canción y un Ivan emocionado la terminaba en un momento en el que parecía que le cantaba a cada persona que estaba allí apoyándole. Fue un momento intimo, parecía que nada más importaba.

Fue el broche de oro para esta noche tan especial para todos los asistentes y para el cantante. Ivan Herzog en directo es un sí rotundo, sus canciones llegan directas al corazón de quien las escucha y, sobre todo, prevalecen las ganas de que el mundo escuche lo que tiene que decir.

 

 

Imagen principal: Alba Bouvier (@albabouvier)