El artista sevillano hizo vibrar a su público al ritmo de sus temas más conocidos y sorprendió con unos invitados muy especiales.

El pasado 31 de enero tuvo lugar en el Teatro Coliseum de Madrid el concierto de uno de los artistas del momento: Álvaro de Luna. Un evento que se encuadra dentro de Inverfest, un festival que lleva semanas dándole voz a la cultura segura y a muchos de nuestros artistas más destacados. El espectáculo comenzó a las siete de la tarde, minutos antes se podían palpar los nervios y la emoción de muchos seguidores del artista sevillano.

También se hacía notar la situación actual: el uso obligatorio de mascarilla, la distancia entre asientos y la presencia de varios trabajadores controlando que se cumpliesen las normas al pie de la letra dan fe de ello. Esto manifiesta que hacer cultura en tiempos de pandemia SÍ es posible.

Álvaro salió al escenario y se desató una gran ovación. El concierto comenzó con ‘Cuando éramos dos’, un gran pistolezo de salida que hizo que el público no pudiese evitar corear la canción letra a letra. Tras un par de temas, el artista se mostró muy emocionado, estaba feliz por volver a encontrarse con su público, por volver a estar encima de un escenario. Además, dedicó los últimos minutos de su primera intervención a recordar lo importante que es que se respeten las medidas sanitarias establecidas, que, aunque sus conciertos llaman a estar de pie y a bailar sin parar, esta vez no se podía.

La imagen puede contener: una persona, bailando, tocando un instrumento musical, en el escenario, de pie y noche

Álvaro de Luna en el Inverfest | Imagen: Bea García – WHY NOT

Después de esto, llegó una de sus niñas mimadas, una canción que habla de enamorarse fugazmente, su ‘Gitana de Madrid’. Tras ella quiso hacer otra pequeña intervención, porque sí, a Álvaro le gusta interactuar con su público, algo que se agradece, le da dinamismo al show y hace que el espectáculo no se base solo en la mera reproducción de un setlist, hace que la conexión con sus seguidores sea mayor.

Por eso, el sevillano no quiso perder la oportunidad de resaltar lo orgulloso que estaba de estar ahí, después de tanto tiempo luchando por conseguirlo. También es necesario resaltar que los agradecimientos son un elemento fundamental en los discursos de Álvaro, “gracias” es su palabra de cabecera.

Más tarde llegó ‘Mi lugar’, una de esas canciones que todos hemos escuchado alguna vez en los stories de Instagram de alguien, un tema que habla de sentirse en casa. Después fue el momento de ‘Aviones de papel’, una canción en la que Álvaro no está solo. Es un tema que comparte con Roi Méndez, a quien, como no podía ser de otra manera, invitó a cantar con él en este emblemático Teatro Coliseum. Una actuación que hizo que los asistentes al concierto disfrutasen al máximo.

En realidad, si algo quedó claro es que el público salió del concierto con muy buen sabor de boca, ya que las palmas, las linternas encendidas y los aplausos no cesaron durante todo el evento. Incluso hubo quien aseguró al salir del teatro que el de Álvaro de Luna había sido uno de los mejores conciertos a los que había acudido en mucho tiempo.

La imagen puede contener: una persona, tocando un instrumento musical, bailando, en el escenario, noche y guitarra

Álvaro de Luna en el Inverfest | Imagen: Bea García – WHY NOT

Hubo hueco también para las versiones, y es que parece que en la voz del artista sevillano todas las canciones suenan bien, da igual cual interprete. Primero fue ‘So payaso’, de Extremoduro, un grupo al que siempre ha admirado mucho. Luego llegó un pequeño homenaje, una canción que ha marcado mucho a Álvaro, tanto profesional como personalmente, ‘La Flaca’, del gran Pau Donés. Y finalmente fue el momento de ‘Copenhague’, de Vetusta Morla. Como dice este tema: “Dejarse llevar suena demasiado bien” y más aún si estás en un concierto de Álvaro de Luna.

A esta bonita noche aún le esperaba alguna sorpresa más, concretamente, dos más. Por un lado, otro artista muy querido de la industria musical española quiso acompañar a Álvaro en una noche tan especial, él es Dani Fernández, que hizo vibrar a todos los asistentes con sus ‘Disparos’. Ambos artistas han vivido una evolución similar y sus voces juntas forman la combinación perfecta.

Por otro lado, de Luna quiso hacerle un regalo a todos sus seguidores, cantó el que será su próximo single, un tema que aún no ha salido, que han escuchado muy pocas personas y que quiso compartir con el Teatro Coliseum. Reveló un secreto, algo que lleva tiempo guardando y preparando con mucho mimo. Por ello, pidió cariñosamente que nadie grabase la actuación. Dicho y hecho, ni un móvil levantado, silencio y los oídos bien preparados para escuchar una canción que se convertirá, seguramente, en otro gran éxito.

La imagen puede contener: 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, personas en el escenario y noche

Álvaro de Luna en el Inverfest | Imagen: Bea García – WHY NOT

Como todos sabemos, hace poco que Álvaro de Luna ha emprendido una carrera musical en solitario, hasta hace no mucho tiempo asociábamos su nombre al grupo Sinsinati, todo lo que sacaban se convertía en éxito. Podemos decir lo mismo de Álvaro como solista, su primer tema firmado solo con su nombre salió hace unas semanas y ha conseguido muy buenas cifras.

Su ‘Juramento eterno de sal’ ha enamorado a mucha gente. De hecho, es un tema muy especial para el propio Álvaro, ya que él cuenta que la canción habla de una historia real. Por eso el domingo la escuchamos por partida doble. La primera vez fue en acústico, sin ningún tipo de acompañamiento, a guitarra y voz; la segunda vez, sin embargo, pudimos escuchar la versión más cañera de este tema que, además, se convirtió en la canción de cierre del concierto, un “fin de fiesta” espectacular.

Poco a poco se iba acercando el final del concierto, hay que decir que parecía que el tiempo volaba. Cuando nos quisimos dar cuenta todo estaba a punto de terminar, aunque, en realidad, eso es bueno, ya que cuando te lo estás pasando bien el tiempo no corre, vuela. Canciones como ‘Bailemos un vals’, ‘Volar’ o ‘Indios y vaqueros’ nos fueron acercando a ese cierre final. Tras presentar a su banda, Álvaro se dirigió al público y una vez más solo tenía palabras de agradecimiento para ellos. Como él mismo dijo “pase lo que pase y pese a quien le pese, aquí estamos.”

Los conciertos así dan luz y mucha vida en medio de tanto caos. No te quedes solo esta noche, Álvaro, quédate muchas más.

 

 

Imagen principal: Bea García – WHY NOT