Carlos Right despide el mes de octubre con un lanzamiento musical de lo más emotivo y crudo. “Borrándote” es la balada íntima con la que redescubrimos al ex-concursante de OT 2018. 

“Mira que era fácil darse cuenta de que era infierno pintado de hielo”, dice una de las frases más rompedoras de este tema. Bórrame es la queja que nace de un desengaño amoroso, el reproche que nace del abandono y el dolor que nace de la mentira. Habla de borrar todo lo negativo y peligroso de una relación, de haber dado todo de uno mismo en vano.

Compuesta por el mismo intérprete, Borrándote es cruda y directa. No duda en expresar todo el dolor de un fin de relación tan amargo como el que resulta de mentiras y recuerdos. “Siempre estuviste primera, nunca te faltó mi mano, nunca te falté en la guerra y, ahora que te necesito, das la vuelta y te me alejas” cuenta en el estribillo, desnudo y rasgado. Borrándote es, musicalmente, una bola de emoción que crece, crece y sigue creciendo hasta que, llegados a un puente de infarto, explota con una nota alta y perfectamente sostenida por Carlos. La instrumental que acompaña es, además, alucinante y algo épica.

“Borrándote”: una sorpresa con historia en pantalla

Borrándote llega con videoclip. En él, conocemos las dos caras de la moneda. Se exploran los buenos momentos de la relación con un formato más casero y personal, mientras que el Carlos del presente canta y se deja la piel en interpretar el reproche, la queja y el dolor. Vemos las peleas, el llanto, los besos, la piel desnuda. Vemos la mentira y vemos la despedida. Es un viaje completo, estético y melódico, una de esas canciones que queman por dentro por el recuerdo propio o por la idea de vivirlo.

 

 

Imagen principal: Universal Music Spain