Luis Cepeda encabeza todas las listas de ventas tras el lanzamiento de su nuevo álbum y single homónimo, “Con los pies en el suelo”. En WHY NOT te contamos los detalles.

La espera merece la pena cuando se trata de un proyecto de Cepeda, lo tenemos comprobado. No es la primera vez que consigue llenar las redes sociales con su trabajo y las miles de opiniones que lo aprueban con sobresalientes. Con los pies en el suelo no es excepción, como tampoco lo fue Principios ni su excelente reedición. Cepeda gusta y tiene un gran y fiel seguimiento, así que el éxito está garantizado, además de merecido.

“Con los pies en el suelo”: tema a tema

Si tuviera que empezar a hablar de este álbum por algún tema en concreto, lo haría por Gentleman, saltándome el orden natural que más tarde retomaré. Fue el primero en salir a la luz, el mismo viernes 13 de marzo en el que la vida cambió para todo el mundo. Es un sonido que siempre recordará a la rutina de una emergencia sanitaria. Es, además y sin pensarlo dos veces, la elección perfecta de carta de presentación para Con los pies en el suelo. En Gentleman nace uno de los sonidos que Cepeda más explora en este álbum, esa pincelada divertida que anima a seguir las normas para acabar lo antes posible con esta situación y poder lanzarnos de cabeza a un directo.

Al igual que Gentleman, Con los pies en el suelo, del cual obtenemos el título del álbum general, cuenta con ese toque rockero del que nos vamos a enamorar en más de una ocasión en este CD. Tiene ese tono canalla, sin tapujos, muy directo y muy animado que tanto vamos a disfrutar en los directos. “Con los pies en el suelo, yo también vuelo, vuelo, vuelo, vuelo, vuelo” sonará a pura vida cuando podamos reunirnos en la misma sala a celebrar un nuevo éxito de Cepeda.

En Pegadita nos topamos con una confesión de lo más sensual. La voz rasgada y susurrada de Cepeda pide perder el sentido en una noche. “Así te quiero yo, muy pegadita a mí, mojados en alcohol, el sol no quiere ni salir”, cuenta en el estribillo. Ya nos avisó de que en este CD iba a probar un poco de sonido urbano. Cepeda considera Pegadita su novedad musical, y lo cierto es que ha gustado como para convertirse en algo más que una simple prueba. “Os hará pensar cosas sexys. Lo que penséis es cosa vuestra”, contaba por Twitter.

A Da media vuelta la conocimos hace una semana. Nos dejamos arrollar por su mensaje, su queja contra el acoso y la esperanza en un estribillo rompedor que asegura una salida para toda víctima de bullying. Si quieres saber más sobre este single, entra en este enlace.

Antípoda es una de esas baladas que nos recuerdan al Cepeda de Principios y Nuestros principios. Guitarra, piano y una voz que vive su letra: la receta para un tema delicioso. Lo cierto es que, a pesar de disfrutar con los nuevos sonidos que Cepeda incluye en este trabajo discográfico, su faceta baladista se tiene que seguir exprimiendo porque va cargada de algo muy especial de lo que no se debería privar al mundo. Antípoda es una de esas canciones que acarician el alma, aunque también la estrujan con su letra.

Desayuno con diamantes levanta el ánimo y lo mantiene durante toda la canción. De nuevo, Cepeda usa su música para mucho más que hacer bailar o emocionar. En este caso, toma el ritmo más movido del álbum para hablar de maltrato y tender la mano a las víctimas del mismo. Él mismo habla de esta canción como un “sal de ahí, te ayudamos en lo que podamos” musicalizado. Desprende esperanza e invita a bailar con ella. Es un poco mágica.

Cepeda no está solo en este álbum. David Otero se suma para 2007, un tema que, sin duda, podría pasar como uno de aquellos años. En general, es un sonido logrado en gran parte de este álbum. “Tropezamos con el 2007”, cantan e, inevitablemente, despiertan el deseo de cantarlo con ellos. Tiene potencial como tema para el directo, eso es innegable. Que la música de aquellos años esté volviendo no preocupa cuando suena tan bien, y tampoco importa con un viaje tan cómodo y agradable garantizado.

Hablemos de La novia de Rubén. Es una de las que más voz ha levantado en redes sociales y una de las más divertidas. Es única en el CD, y lo completa a la perfección. Divertida, canalla hasta decir basta, incorrecta y muy adictiva, así suena. Si lo de antes nos daba motivos para desear un espectáculo de Cepeda para presentar Con los pies en el suelo, La novia de Rubén lo exige. “Ella solo quiere morder, al menos es lo que me dice Andrés y Javier y Manuel, yo qué sé… Rubén, tu novia no está bien, pero me pone a cien”.

Sirenas se encuentra en el punto medio entre la balada y el tema cañero. Es perfecta. Usa toda una instrumental que crece en el estribillo para acompañar una letra trabajada y curiosa que persigue metáforas del mar y las sirenas. Cuenta con un solo instrumental que se disfruta y rompe en un último estribillo. “Habla de mentiras y verdades en una relación”, cuenta.

El décimo tema de Con los pies en el suelo es la preciosa Si tú existieras. La conocimos hace unos meses y la seguimos disfrutando a día de hoy. Es difícil equivocarse con una balada que crece, que explota en un punto determinado y que cuenta una historia tan peculiar como la de soñar con alguien que todavía no hemos conocido. Es uno de los platos fuertes, y puedes leer más sobre ella en este artículo que publicamos junto a su salida.

La recta final de este álbum es pausada, balada y melancólica. Junto a Si tú existieras, conocemos a Salí a buscarte. En este tema, escuchamos a Funambulista con Cepeda, siendo la segunda y última colaboración del álbum. Es un tema cálido que, de alguna manera, sabe a despedida. Se puede convertir en una de las favoritas con total facilidad y un buen argumento. Suena bien, correcta y exacta.

Sin embargo, la despedida real llega con Acordes Menores. Cepeda dijo que era una canción que llora sola, pero todos lloramos con ella. Es la balada por excelencia de este álbum. Brilla con la luz que nos recuerda de dónde viene su autor. Podría funcionar como parte de Principios. Suena romántica, algo épica y tremendamente triste. Desprende la misma energía que temas como Vuela o Fuimos Vida. Es el tema que te va a gustar sí o sí, la constante de oro con la que todo el mundo se ha emocionado.

Quien no arriesga, no gana

Con los pies en el suelo no se puede describir con un solo género, ni con un solo adjetivo. Es una recopilación de distintas facetas que Cepeda se ha atrevido a lucir. Encontramos baladas que suenan a hogar, sonidos urbanos con los que redescubrir a este artista y temas rockeros y cañeros con los que renovar la música de hace años… Un conjunto que funciona por la unión de lo conocido y la bienvenida a lo nuevo.

Es una apuesta valiente que dividirá a su público, pero también lo ampliará. Quien no arriesga, no gana, y Cepeda sabe de arriesgar.

 

 

Imagen principal: Universal Music Spain