Izal actuó anoche en el Camp Nou, dentro del Cruïlla XXS. Los vítores se apoderan del público durante prácticamente todo el concierto de la banda, causando así que se alargase más de lo planeado por la acogida del público.

Se sentía las ganas que tenían de volver al escenario y así lo hizo saber Mikel Izal, el cantante principal, en varias ocasiones durante el concierto, donde contó anécdotas de las diferentes canciones: “Es el primer concierto y las anécdotas salen frescas, luego será la misma m***** de siempre.”

“Teníamos muchas muchas ganas de volver después (….). Teníamos ganas especiales de este formato que están organizando cosas maravillosas”, decía. El Camp Nou tuvo el privilegio de acoger a su  primer concierto post-pandemia después de tocar el 6 de marzo en Zaragoza. Es por ello que han querido agradecer al Cruïlla XXS y su organización por contar con ellos y hacer posible su retorno. Además de recordar el uso de mascarillas y aligerando la seriedad dieron comienzo a su concierto diciendo “Si os ponéis cachondos, en vuestros sitios.”

Despedida daba comienzo con vítores de fondo y con la emoción del público por poder volver a escuchar música en directo, que todavía no eran conscientes de los maravillosos momentos que les aportaría este concierto. Seguidamente Pánico Práctico invade al público haciendo que se levanten y canten juntos su segundo tema con más reproducciones (después de Despedida) del disco Agujeros de Gusanos lanzado en 2013.

Izal en el Cruïlla XXS | Imagen: Marta Illa – WHY NOT

“Alberto ha tenido un confinamiento movido porque es el papá del grupo….(silencio), como son esas pequeñas gran revoluciones.” Así es como da comienzo al tema Pequeña Gran Revolución, el que ha marcado a tanta gente de diferentes maneras porque, como bien decía Mikel, cómo son esas pequeñas grandes revoluciones.

La Piedra Invisible es uno de esos muchos temas en los cuales se pueden apreciar el talento en conjunto de la banda y su conexión. Y así lo demostraron creando un ambiente contrario al que vendría posteriormente. Arte Moderno fue lo que crearon Mikel e Ivan Mella (pianista de la banda) solos en el escenario donde se podía escuchar a los espectadores murmurar la letra.

“Os estáis portando muy bien”, dijo Mikel para destensar el momento mágico creado anteriormente. Justo después le dio las gracias a la organización y acabó con la mágica frase que nos desveló el título de la siguiente canción que procedería a cantar con su banda: “Gracias por ser los seres que nos llenan.”

Mikel, como había prometido contar anécdotas de las canciones que cantaría, confesó que en el inicio de Agujeros de Gusanos se escucha a una niña pequeña diciendo “one, two, ready,go”: Es la hija de José (ingeniero de sonido). Momento de ukelele en mano y Tu continente, previo a la presentación de su banda y los técnicos que han hecho posible todo.

Para seguir con el momento de reconocimiento el cantante agradeció a Belén Segarra , la ilustradora de Que Bien, para posteriormente poner a todo el Camp Nou de pie cantando a pleno pulmón el tema con más escuchas de la banda.

“Ojalá ser de todos y de todo el mundo y dejarnos de cosas”, decía el cantante en referencia al odio de las personas, para luego complementarlo con “Y también odio, pero no es un sentimiento que me haga feliz e intento evitarlo.” Creando así el entorno perfecto para cantar Magia y efectos especiales, canción que da la sensación de una rabia acumulada y la letra invita a liberarla.

Izal en el Cruïlla XXS | Imagen: Marta Illa – WHY NOT

“Gracias por hacer nuestra profesión posible” fue lo que le salió decir a Mikel después de cantar Copacabana. Posteriormente confiesa sobre sus canciones que muchas parecían estar hechas para lo que ha pasado y está pasando, comentando a su vez toda la situación que hemos vivido estos meses. Para acabar diciendo: “Pero, por si acaso, que el fin del mundo nos pille bailando”, creando así la euforia necesaria con el tema El Baile.

“Quedan tan lejos aquellas escenas de patios, de vida, de juegos de guerra”, así sonaba el penúltimo tema cantado, Palos de Ciego. Y como todo concierto tiene un momento emotivo, así procedió con Pausa, para crear un momento mágico. Pero como todo concierto de Izal, debía acabar con unos gritos al aire. Y así fue cómo las últimas notas de La mujer de Verde resonaban en el Camp Nou dando por finalizada una noche mágica.

 

 

Imagen principal: Marta Illa – WHY NOT