El 17 de junio, el Autocine Madrid RACE acogerá el BMW Drive-in Fest. Marlon, Rulo y la Contrabanda y Ed is Dead serán los artistas que le pondrán música a este evento. El festival no solo será innovador, sino también solidario:  5€ por asistente que serán donados al Banco de Alimentos. 

El Autocine Madrid RACE ha sido pionero en nuestro país en la propuesta que el BMW Drive-in Fest trae consigo para el 17 de junio de 20:30 horas a 23:45 horas: un festival en el que los espectadores lo serán desde sus coches. BMW y Warner Music Spain presentan el cartel de este evento: Marlon, Rulo y la Contrabanda y el madrileño Ed is Dead lo protagonizan. A partir del 10 de junio, las entradas estarán disponibles en la página web del evento. 

Pese a tener capacidad para 350, el aforo será limitado a 230 vehículos; de ellos, 5€ por persona serán donados al Banco de Alimentos de España, colaborador del festival y receptor e impulsor de muchas acciones solidarias en estos últimos meses, como el reto #AguantaLaRespiración de Mireia Belmonte y Hyundai o la iniciativa “Súmate, Operación Solidaria, coordinada por la Fundación KPMG.

Tan solo son cinco los autocines de los que podemos disfrutar en España: la Comunidad Valenciana, Madrid, Alicante y el País Vasco son las comunidades afortunadas. Las medidas de higiene y distanciamiento social que la situación actual requiere son algo más sencillas de cumplir para estos negocios, en los que los vehículos propios se convierten en butacas de sesiones de cine nocturnas.

Pese a que el formato de festival sí hace al BMW Drive-in Fest único en España, otros artistas y autocines se han sumado ya a este tipo de eventos en nuestro país: Belako, grupo musical vasco, ha anunciado su gira Plastic Drama Autotour, con parada en Madrid, Denia y Getxo y acceso tanto para coches como para bicicletas. Otro ejemplo viene de la mano de Nunatak, quienes el próximo 13 de junio actuarán en el Cinemacar de Alicante. También fuera de nuestras fronteras se han hecho populares este tipo de eventos: lugares como Dinamarca o Corea del Sur y artistas de la talla de Keith Urban ya han podido saborear este formato.

En las circunstancias a las que el COVID-19 ha obligado, lo especial del formato del autocine ha hecho de él un soplo de aire fresco, un alivio y algo de esperanza para una industria cultural que todavía tardará en volver a las multitudes.

 

 

Imagen principal: BMW Drive-in Fest