IZAL aprovecha la cuarentena para sacar “La buena sombra” un single lleno de optimismo que nos invita a ver el lado bueno de las cosas, algo muy necesario en estos momentos tan difíciles.

Después de más de dos años sin publicar material inédito, IZAL lanza La buena sombra. El mensaje que pretende transmitir la canción es un himno al optimismo, a que abramos los ojos y nos demos cuenta de que cualquier experiencia negativa puede aportarnos algo positivo.

El proceso de grabación se realizó desde los domicilios de cada integrante del grupo, con los medios que disponían es sus respectivas casas. La idea surgió de la sencilla maqueta que había compuesto Mikel. A partir de ahí todos se pusieron manos a la obra intercambiando ideas por teléfono o e-mail hasta llegar a la composición que ayer mismo nos presentaban.

Pero esto no habría sido posible sin Santos y Fluren los productores de sus dos últimos álbumes. Santos se encargó de hacer la mezcla de sonido. Un trabajo al que Fluren también quiso aportar su granito de arena, pero, por supuesto, desde su hogar.

Además el videoclip cuenta con la colaboración de la artista plástica Rebeca Khamlichi que ha sido la que ha realizado las animaciones tan coloristas y Ángela Notario ha sido la encargada del montaje de todas las imágenes.

La fecha de la presentación de este nuevo single no ha sido elegida al azar. De no haber sido por el confinamiento, el viernes 17 de abril hubiera marcado un antes y un después en la banda, ya que habrían iniciado su fin de gira en el WiZink Center de Madrid para despedirse por un tiempo de todos sus seguidores.

Por eso nos han querido regalar esta  canción cocinada en casa, con todo el cariño, y por un equipo de personas más unidas que nunca en la distancia.

 

 

Imagen principal: Imagen promocional