El Festival de Eurovisión 2020, que debía celebrarse el próximo sábado 16 de mayo en Róterdam, ha sido cancelado como consecuencia del brote mundial de coronavirus. El certamen no se celebrará este 2020, sino que la 65ª edición se traslada a 2021.

El futuro del festival de Eurovisión estaba en el aire tras la emergencia sanitaria global que ha causado el COVID-19. Ha sido este miércoles, justo cuando faltaban 60 días para su celebración, cuando el comité ejecutivo encargado del festival de la Unión Europea de Radiodifusión –UER– ha anunciado la cancelación. 

Por tanto, el certamen que se celebraría el próximo mes de mayo en Róterdam –Países Bajos– queda cancelado. A diferencia de otros eventos culturales que están siendo aplazados, la UER ha anunciado a través de un comunicado que este 2020 no habrá Eurovisión, sino que el certamen se traslada a 2021. Sin embargo, en el comunicado explican que mantendrán conversaciones con la ciudad de Róterdam para decidir dónde se celebra.

“A lo largo de las últimas semanas hemos explorado muchas opciones alternativas para que el Festival de Eurovisión siguiera adelante. Sin embargo, la incertidumbre que ha generado la propagación del COVID-19 en Europa –y las restricciones que han aplicado los gobiernos de los países participantes y el gobierno holandés– significa que la EBU –European Broadcasting Union– ha tomado la difícil decisión de que es imposible continuar con el evento tal y como estaba planeado“, reza el comunicado.

De la misma manera se han disculpado con todos los eurofoans, así como con todas las partes implicadas, aunque recalcan que es la mejor opción para garantizar la seguridad. Para poder tomar esta decisión han tenido en cuenta la opinión de todos los involucrados, al tiempo que analizaban la rapidez con la que evoluciona la pandemia. Además, la Unión Europea recientemente ha anunciado el cierre de sus fronteras durante 30 días, por lo que esta medida, si se prolongara, afectaría a los 16 países que participan en el certamen y que no pertenecen a la Unión.

Esto también impide que Blas Cantó, representante español en Eurovisión, pueda deleitar a Europa con su Universo. Hace unos días anunció que comenzaba los ensayos en Madrid para el festival, pero todavía no se ha pronunciado sobre esta decisión.

 

 

Imagen principal: Eurovisión