Un programa histórico. Una edición que no se olvidará fácilmente. OT 2020 no se rinde ante el coronavirus y ha ofrecido una gala especial, en la que los concursantes se han quedado en la academia y Roberto Leal ha presentado desde su casa.

El virus que ha paralizado el mundo, de nuevo, fue el tema que llevó a los altos mandos del talent show a plantearse un parón en el programa. Los propios concursantes confirmaban que querían continuar en la academia y así se ha hecho. Roberto Leal, desde su salón, acompañado de su chihuahua Lola y con toda la naturalidad posible, presentaba el programa, un programa que quedará para el recuerdo.

De entrada, el presentador explicó la mecánica de la gala, que fue un “pase de micros elegante“, según Noemí Galera. El funcionamiento fue el conocido hasta ahora, a excepción de un gran cambio, no hubo expulsado, sino que los votos recibidos se seguirán acumulando hasta la próxima semana.

La gala comenzó al ritmo de Hey ya!, la canción grupal. Hugo y Gèrard eran y son los nominados de esta semana. Estos eran los primeros en enseñar su trabajo al público, los espectadores fueron sus profesores, quienes alabaron su trabajo. Hugo defendió Héroes y quedó muy contento con su actuación. Gèrard, por su parte, enamoró al público con Someone you loved.

La siguiente en actuar fue la alicantina Samantha, cantó en catalán Millonaria de Rosalía y fue valorada por Miqui Puig, que junto con Nina fueron los encargados de valorar las actuaciones en una sala al  margen de los concursantes. “Vas sobrada de actitud y afinación, pero me ha faltado vocalización. ¡Si le añades eso, tendrás el completo!“, le dijo el productor.

Anaju tenía un difícil reto de difícil con la canción Inevitable de Shakira. Nina valoró positivamente a la catalana, aunque destacó un ‘error”. “Tú que eres tan organizada, la afinación es esto: organización. La primera parte de la canción me ha gustado más, en la segunda me ha parecido que había demasiada energía“, afirmó.

Flavio defendió Suspicious minds, la que era su consagración en el concurso, según le dijo Manu Guix a lo largo de la semana. Maialen sorprendió con Dance Monkey, continuó evolucionando y, según se presenta, así será de aquí en adelante. Nia ha pasado una semana difícil sin Jesús, tras su expulsión. Todo sus sentimientos los dejó salir en su interpretación, llena de garra con El triste.

Rozalén y Alfred García conectaron en la gala como invitados virtuales, que también se sumaban a la iniciativa de quedarse en casa. A continuación, Eva actuaba y reconocía su nerviosismo a lo largo de la semana, ya que en español no suele cantar. Interpretó un tema de su profesora Zahara: Hoy la bestia cena en casa.

Bruno fue capaz de gestionar su adrenalina e hizo un buen pase de Quiero tener tu presencia. Nina le valoró positivamente: “Hay una gran persona detrás de ese musicazo que tú eres. Lo siento por tus compañeros, pero no hay nadie en esa academia capaz de hacer la canción que tú has hecho.”

Roberto, además anunció la presentación del single de Eli, la polémica expulsada en la Gala 3. El próximo viernes 20 de marzo presentará Miénteme lento. Marwan también estuvo presente cantando desde su hogar Las cosas que no pude responder. En esta gala sí hubo favorito, que tenía el privilegio de una cena en la que la compañía sería la que eligiese. La favorita fue Samantha y eligió a Flavio para disfrutar del privilegio.

Fue una gala única, épica y humana. Ante esta situación, las personas sacan lo mejor de sí mismas y así se pudo ver en OT. El público lo alabó en las redes sociales e hizo del concurso el tema más comentado en la noche de ayer. Gracias a todo el equipo de Operación Triunfo, nos hicieron reír y acabar esta semana tan complicada por todo lo alto y de la mejor manera.

 

 

Imagen principal: TVE