Este 29 de febrero, Kink Kudo ha sacado su primer single, ‘La Gravedad’. Se trata de la carta de presentación de este nuevo artista que promete encontrar su propio hueco dentro del complicado mundo de la industria musical.

La Gravedad es el primer single de Kink Kudo, un nuevo artista que promete ir abriéndose paso poco a poco en la industria musical, un mundo bastante complejo. Este single, al ser el primero, puede considerarse como su carta de presentación. Una carta de presentación que según el propio artista, “se ha llevado a cabo entre las cuatro paredes de mi habitación” y está llena de toques de lo que se denomina el nuevo estilo pop, que engloba los tintes de  ritmos urbanos.

La canción está escrita y producida por Kink Kudo, aunque ha contado con la ayuda de Only, componente de Go Roneo, con el máster. Pablo ha aportado su granito de arena a este proyecto y ha diseñado la portada de la canción, que se trata de una oda moderna al desamor:

“Cuando estaba componiendo un día lei uno de los textos que había escrito en un cuaderno de mi infancia.  Recordando ese dolor pude crear este tema, en el cual cierro esa etapa. Me gustaría transmitir con ella un lado romántico de mí que al final de una mala experiencia que he recordado, he podido crear algo bonito. Espero que las personas que la escuchen puedan sentirse identificada con ese dolor.”

En la canción hay frases que describen a la perfección esa punzada de dolor que transmite el tema, aunque con un ritmo rápido: “Todavía sigo pensando que hubiera pasado si me hubieras elegido por encima de él” oTe he estado buscando porque sabes que sin ti pierdo la gravedad. Las cosas aquí ya no son iguales, pero es que sin ti a mi lado ya nada me vale.”

La gravedad ya se encuentra disponible en todas las plataformas digitales. Además, aprovechando este lanzamiento, queremos rescatar un adelanto sobre la música que lanzará este 2020 y que publicó a finales del pasado año.

Conociendo a Kink Kudo

Tras el lanzamiento de esta canción, hemos aprovechando la oportunidad para conocer más sobre él, sobre La Gravedad y sobre futuras composiciones. Nos ha contado que su nombre artístico tiene su origen en su afición de  pequeño por el anime del Detective Conan. El personaje Shinichi Kudo era algo así como su “referente” y, de ahí, Kudo. La otra parte, Kink, -en inglés, fetiche-, la  escogió porque aunque esta palabra tenga una gran connotación sexual, su enfoque está dirigido hacia la admiración.

Acerca del comienzo de su proyecto musical hemos podido saber que desde su adolescencia le gustaba hacer remixes de canciones aunque no los publicara. Asegura que la música siempre ha tenido un lugar prioritario en su vida, como forma de consuelo, aprendizaje o forma de expresarse. El año pasado tuvo una crisis existencial y se dio cuenta que realmente eso era lo único que le motivaba a levantarse cada día. Así es como empezó a desarrollar el proyecto con apoyo de la gente más cercana

Cuando quisimos saber si sentía miedo o temor sobre la acogida de La Gravedad, al ser lo primero que su público oiría de él, confesó sentir presión. Eso sí, no negativa. Al mismo tiempo, el proyecto le ilusiona y asegura que “hay muchas más partes dentro de mi faceta artística que me encantaría seguir mostrando.”

Dentro de sus referencias destacan Tyler, The Creator; Drake,Nicki Minaj, Kali Uchis y Rihanna. Además, señala que siempre  ha tenido un gusto musical muy variado, que va desde Michael Jackson hasta El Canto del Loco, pasando por Britney Spears o Blackpink.  Esto es debido a su gusto por nutrirse de lo que va viviendo y escuchando cada día.

En cuanto a los mensajes que subyacen en sus composiciones, se inspira en su vida personal, tanto la parte buena como la mala. Esta etapa de su vida es una etapa de sanar heridas y eso es lo que más aparece a la hora de escribir. Es esencial para él transformar lo que podría ser un mal recuerdo en algo bonito. Como él dice, “todo gira en torno a los sentimientos.” También quiere reflejar que todo parte por apostar por uno mismo, a pesar de tener que sacrificar muchas cosas.

En cuanto a su técnica de composición, se trata de una composición orgánica; también produce la base, por lo que le es más fácil reflejar el mood en el que está y, por tanto, las letras le salen de una manera sincera: “Mis canciones las considero pequeños universos y que se construyan al unísono lo hace mas fácil.”

Referente a su sonido, todavía se está formando y viendo con qué estilo se encuentra más cómodo. Destaca la influencia del hip-hop/R&B, rap y el pop -muy bien reflejado en La Gravedad-. Acerca de su futuro asegura que “se forma a partir de tu presente y en esa línea hay muchos proyectos e ideas que me gustaría llevar a cabo, incluso algunos ya en el ‘making’.”

Imagen principal: Kink Kudo