Nick ha sido el tercer concursante en abandonar la academia, mientras que Maialen continúa en Operación Triunfo con un 57% de los votos. La próxima semana serán Anaju y Javy los que se tendrán que enfrentar a la nominación.

Tras las expulsiones de Ariadna y Eli, Nick se ha convertido en el tercer expulsado de esta edición de Operación Triunfo. Así, Maialen continúa una semana más en la academia. Samantha ha sido la favorita de la semana, mientras que Anaju y Javy, que han compartido canción, son los nominados.

La cuarta gala de Operación Triunfo 2020 comenzó con Díselo a la vida, la canción grupal que ha compuesto Rafa. La actuación de Flavio y de Samantha fue la primera de la noche, pero antes han repasado la semana de los dos triunfitos, que no ha sido especialmente buena para la catalana. Aún así, ambos compartieron Call Me Maybe y recibieron una buena valoración por parte del jurado. Nina confesó que, a juzgar por los ensayos, su actuación podía ser una de las grandes de la noche. “Estoy en disposición de deciros que el pronóstico se ha cumplido“, aseguró.

Antes de dar paso a la siguiente actuación, Portu aprovechó para disculparse con Samantha, ya que en la gala anterior la comparó con Lorena Gómez tras su actuación. “Cometí un error y fue el de compararte con otra concursante de este programa y te pido disculpas. Nosotros tenemos una labor difícil aquí. Si acaso alguna vez tenemos que poner una referencia es con los artistas originales, así que fue una metedura de pata”, recalcó. Sin embargo, Samantha no tuvo en cuenta el fallo, mientras que Portu quiso añadir que no le tienen manía a ningún concursante, ya que solamente esperan ver la mejor versión de cada uno de ellos.

Nia y Bruno fueron los siguientes concursantes de la noche, que interpretaron Bad Girls, una de las canciones más explosivas de la noche. Tal y como dijo Natalia al terminar la actuación, ambos hicieron un show espectacular. En cuanto a Bruno, el baile ha sido el mayor reto de la semana, pero el jurado considera que ha superado el reto con creces. Sobre Nia, Natalia aseguró que “le da miedo cuando salga de la academia”, porque se supera en cada gala. “Me das asco, pero en el buen sentido“, terminó diciendo entre risas.

A continuación llegaron las actuaciones de los nominados. Maialen interpretó Dinamita, vestida de Chica sobresalto para convertirse en una Maialen más valiente que deje atrás los miedos. Así consiguió ser ella misma y demostró verdad sobre el escenario. Por estar nominada recibió la visita de Gorka, su pareja, que le transmitió un bonito mensaje: “Una de tus letras dice que hay gente cuya mera existencia es revolución y tú estás demostrando que eres una de esas personas.

El jurado le dijo a la navarra que no hay nada peor en un artista que generar indiferencia sobre el escenario, aunque con ella ocurre todo lo contrario. Destacó el traje que eligió para interpretar la canción, así como su personalidad y su originalidad. “Dan ganas de escuchar todo lo que hagas“, le dijeron.

Nick arriesgó y eligió Thriller para la que podía ser su última actuación en Operación Triunfo. El catalán recibió la visita de su hermano Manel, que destacó su esfuerzo a lo largo de la semana. Además, él mismo ha confesado que estos últimos días han sido los mejores de su vida.

Portu le dijo a Nick que el mundo necesita a más personas como él; a pesar de que lo suyo no era el baile, ni la canción era un género al que esté acostumbrado, ha sabido defender la canción y se ha atrevido a cantar el primer single del disco del rey del pop más vendido de la historia. “El mundo necesita tipos con tu mentalidad“, aseguró.

Volviendo a los dúos, Javy y Anaju fueron los siguientes en actuar. Sin embargo, antes de que comenzara la actuación, Roberto Leal anunció que el próximo 14 de febrero sale en plataformas digitales Qué Sabrá Neruda, la canción que ha compuesto Javy. En esta gala, Anaju y Javy han compartido Amor Eterno; el gaditano terminó su actuación visiblemente emocionado, pues se acordó de su abuela.

El jurado les dijo que se habían enfrentado a una canción muy alejada de su estilo, pero tenían una buena oportunidad para demostrar peso escénico. Por tanto, les dio la enhorabuena por la buena disposición que mostraron a la hora de afrontar este reto y también de cantarle frente a dos grandes voces femeninas como son Nina y Natalia.

Antes de la siguiente actuación de la noche, Miki regresó a Operación Triunfo después de que la semana pasada visitara la academia. El catalán puso al público en pie al ritmo de Celébrate. A continuación, llegó el turno del Wicked Game de Gérard y Anne, en el que se vio la complicidad y la química que ambos tienen sobre el escenario.

Natalia destacó lo bien que empastan sus voces y una química obvia en el escenario, que se traslada al plano personal. Sin embargo, dijo que le había parecido un poco sosa la canción, aunque habían hecho un gran número.

Eva y Hugo compartieron Esperando y ambos destacaron que no es una canción demasiado llamativa, aunque ambos estuvieron correctos en el escenario. Al terminar la actuación, Nina les aconsejó que sean sinceros y no tengan miedo a decir que no les gusta la canción que les ha tocado, ya que esto puede jugar incluso a su favor. “La sinceridad y la autenticidad sirven mucho para cantar, incluso más que la voz”, afirmó.

Antes de la última actuación de la noche, el plató de Operación Triunfo recibió a Blas Cantó, que interpretó por primera vez Universo, la canción con la que representará a España el próximo mes de mayo en Eurovisión. Justo después, Jesús y Rafa defendieron Princesas, la mítica canción de Pereza, con un rollo canalla con el que consiguieron poner al público en pie.  Javier destacó lo difícil que es defender una canción de Pereza, así como conseguir una conexión auténtica con el público.

Expulsión y nominaciones

Después de las actuaciones, llegó el momento más esperado, pero a la vez más duro, de la noche. Con un 57% de los votos, el público decidió que Maialen era la concursante que debía seguir en la academia. Lejos de estar triste, Nick se alegró de que su compañera se quedara en la academia, ya que considera que esta última semana ha sido la mejor de su vida. Además, antes de despedirse de sus compañeros quiso lanzar un mensaje importante a todo el mundo: “Quiero decirle a todo el mundo que confiéis en vosotros y en vosotras mismas, que os queráis, aunque ya sé que cuesta una locura, que podéis llegar a donde queráis, que confiéis en la vida. Todas las personas somos preciosas y podemos llegar a donde queramos, solo nos lo tenemos que creer.”

Antes de las nominaciones, Roberto Leal desveló que la concursante más votada a lo largo de la semana y, por tanto, la que se convierte en favorita es Samantha, seguida de Nia y de Gérard. Por tanto, el privilegio para la próxima gala es la carta blanca musical, es decir, puede elegir la canción que defenderá, si lo hace sola o acompañada y si tiene coreografía o no. Vas a quedarte, de Aitana, es la canción que ha seleccionado y la compartirá con Hugo.

En las nominaciones, el jurado destacó en varias ocasiones que se han tenido que fijar en pequeños matices, ya que todos los concursantes han evolucionado mucho a lo largo de estas semanas.

Por tanto, los cuatro concursantes propuestos para abandonar la academia fueron Javy, Anne, Eva y Anaju. En el caso de Javy, el jurado destacó que no había hecho una mala actuación, pero la expresión corporal no había sido la adecuada. Sobre Anne aseguraron que le faltó un falsete, precisamente el punto fuerte de Gérard durante la canción, ya que la canción lo requería. A Eva le dijeron que había estado en la canción, aunque la canción no había estado dentro de ella, mientras que consideraron que Anaju no había estado a la altura de la canción y le animaron a no tener miedo a soltar su voz.

La academia respetó la opinión del jurado, aunque matizó algunas opiniones. Por eso, los profesores consideraron que era Anne la concursante que debía cruzar la pasarela. Los compañeros salvaron a Eva y, por tanto, los nominados para la próxima semana son Anaju y Javy.

 

 

Imagen principal: RTVE