En WHY NOT hemos entrevistado a Chus Navajo, que nos presenta su nuevo álbum, “Cartas para seguir”, que salió a la luz el pasado 14 de enero.

Chus Navajo es un cantante de pop rock que acaba de sacar a la luz su último disco, Cartas para seguir. Fue el 14 de enero cuando este disco salió a la venta; se trata de segundo álbum en solitario y está compuesto por él mismo. Fue a comienzos del año pasado cuando Chus comenzó a cocinar este álbum del que nos habla en la entrevista.

Son 150 los conciertos los que este artista ha dado, pero, a pesar de ello, asegura que sigue con las mismas ganas de cantar que al principio. Desde 2014 ya empezó con algunos proyecto en acústico e incluso en 2016 vio la luz un álbum de estudio con su antigua banda. No fue hasta 2018 cuando sacó su primer disco en solitario: Mis Mejores Enemigos.

WHY NOT: Has sacado nuevo disco, ¿cómo está siendo la acogida por parte de tus seguidores? 

Chus: Pues muy buena, por suerte. Tanto de la gente que me sigue como de compañeros también. Además, también me ha escrito gente con la que no hablaba desde hace tiempo, entonces por esa parte muy contento. También ha sido un trabajo muy largo, y no es que lo esperes, pero a ver, hemos trabajado con fe, con constancia… Ha costado casi un año sacar el disco y sabemos que al final es lo mejor que podía haber hecho, entonces contento por eso.

WN: Entonces, ¿llevas un año entero preparando este disco? 

C: Sí. Empecé con la pre producción del disco en el estudio ya con las canciones escritas en febrero de 2019. Enero y febrero había estado escribiendo las canciones que me faltaban para el disco.

WN: Tal y como ya sabemos, Candy Caramelo es quien produce este último trabajo. ¿Cómo surge la idea de que fuese él quien se encargase de la producción de tu disco?

C: En ese mes de otoño cuando yo estaba escribiendo las canciones como te he dicho, realmente había empezado la gira del otro disco hacía poco, pero siempre me gusta ir escribiendo y ya tenía en mente el siguiente paso que quería dar que era buscar una producción que estuviese más en la órbita de otros artistas de rock español. Allí pensando en referentes que tenía yo, había dos o tres ideas y una de ellas era Candy Caramelo, que no nos conocíamos en persona. Contactamos por las redes. A él le gustó mi trabajo y casualmente nos encontramos una noche en un bar. A partir de ahí empezamos a tener buena sintonía en persona también. Entonces quedamos en su estudio y empezamos a trabajar.

WN: Acabas de hablar de referentes. Cuéntanos quienes son tus referentes, en quién te inspiras para hacer música. 

C: Por ejemplo Andrés Calamaro, para mí siempre había sido un referente a la hora de encarar las canciones. Musicalmente me gusta Loquillo, el rock en general. También me gusta Leiva. Además últimamente también me he fijado en artistas de Country Americano, y es la onda en la que estoy ahora.

WN: En cuánto al álbum, ¿por qué elegiste ese nombre, ‘Cartas para seguir’? ¿Qué representa? 

C: Cartas para seguir es un poco una declaración de intenciones. Además es una frase de una de las canciones, me gusta encontrar en el disco una frase que defina a todo el álbum. Básicamente define el concepto y las intenciones del disco. Es como una puesta también con muchos mensajes que quería dejar dichos. Es una puesta para continuar, no hablamos de triunfar ni de petarlo, hablamos de seguir caminando con las canciones.

WN: Y bueno, profundizando más en el disco. El diseño de la portada es bastante peculiar, ¿qué idea esconde detrás?

C: Yo quería que la portada englobase un poco toda las ideas que había supuesto escribir estas canciones y de lo que hablaban. Cuando yo tenía muchas ideas con las que no sabía a donde llegar, hice un viaje a Estados Unidos porque mi hermano estaba viviendo allí. Había una exposición de una artista mexicana que había estado tres meses viviendo con los indígenas en el desierto, en Arizona. En esa exposición había una imagen que me impactó un montón. Una foto en blanco y negro de una mujer con una radio en el desierto. Esta fotografía me la traje y pensando en ello contacté con un diseñador de Barcelona que conocía por que había visto trabajos suyos.

Él usa mucho las calaveras, entonces le enseñé la imagen, le conté de lo que hablaban las canciones, dándole una idea del disco. Entonces le pareció bien y empezamos a perfilar esto, tenía que ser un tipo que estuviese al descubierto, que es como me sentía yo. Quería la calavera porque quería esa onda del rock y que se mostrase, por un lado, un desgaste importante porque he estado tres años trabajando solo y a veces el desgaste emocional es muy grande. Pero también quería que saliese una guitarra bien cogida, como diciendo “aquí estamos”, unas flores que lleva en la mano que simbolizan que sigo teniendo cosas bonitas que creo que puedo decir y luego que el paisaje estuviese relacionado un poco por donde nos movemos. Esa era un poco la idea de la imagen.

Portada del disco | Imagen: Red Shoes

WN: ¿Cuál dirías que es el género que predomina en “Cartas para seguir”? 

C: Por suerte hemos encontrado un sonido bastante personal y equilibrado. En realidad es un disco de pop-rock, lo que pasa es que tiene temas más country rockeros, temas mas tipo balada y alguna más tipo pop rock clásico, “cañero”. Está en esa onda.

WN: ¿Compones tú las canciones del disco? 

C: Sí. Bueno son 10 canciones. Una es la versión de Calamaro, Pasemos a otro tema, que la hago con Candy Caramelo además, y las canciones las escribo todas yo. Luego Candy hizo también un trabajo enorme en el estudio. Él tiene muchos instrumentos allí y montamos el disco entre los dos.

WN: Ya me has hablado de una colaboración con Candy Caramelo, pero he visto que en el disco tienes más. Cuéntanos cuáles son y cómo surge la oportunidad de trabajar con esos artistas. 

C: Pues primero el dúo con Candy, que surge en el estudio a última hora, en la pre producción. La estábamos terminado, preparando el último tema y bueno habíamos hablado mucho de Calamaro. Él ha tocado mucho con Calamaro, y me contaba muchas batallitas y se nos ocurrió que molaría hacer algo juntos. Entonces empecé a tocar esa canción con la guitarra y me dijo: “Esa canción parece más tuya que otras del disco”. Entonces la decidimos hacer juntos.

C: Luego también hay un tema que hay un trombón, que lo hizo Norman Hogue, y yo lo conocía de antes por que es amigo de Candy de hace años, de la movida musical aquí en Madrid. Entonces en ese tema buscábamos un viento, para darle un toque especial. Es un tema que no habla muy de primera persona y por eso buscamos esa onda. Vimos que el trombón encajaba guay y lo hicimos.

C: Y la otra canción con colaboración es un dúo que hago al final del disco con Nuria Balaguer que es una cantante catalana. Hace un par de años nos conocimos en un festival en Gran Canaria y desde entonces tuvimos muy bien feeling. A mi me gustaba mucho la forma que tiene de cantar, cálida, suave, pero firme también, y cuando le propuse la idea le gustó, se vino a Madrid y creo que ha quedado un dúo muy bonito para cerrar.

WN: Me has dicho antes que llevas un año trabajando en el disco pero, ¿cómo surgió la idea de empezar de nuevo este proceso? 

C: Lo llevan las canciones, creo. Con el disco anterior estaba contento, pero eran solo siete canciones, era muy cortito. A mí me gusta mucho escribir y luego también una producción que había hecho yo solo en un estudio muy pequeño. Necesitaba soltar un poco esa parte y dar un paso más en el sonido. Me propuse llegar a un sonido en una órbita un poco más de los artistas que son mis referentes. Eso a nivel de canciones y de sonido. Entonce muy desde el principio mi idea siempre era ir grabando un disco. Yo escribía canciones con la idea de que esas canciones tengan vida propia. 

WN: ¿Cuál dirías que es la temática general de las canciones? ¿Dirías que te basas en experiencias personales para escribir las letras?

C: Sí, este disco casi todo lo he escrito en un momento de moverse mucho durante la gira, y por tanto un momento de encontrarse con mucha gente. Nacen de vivencias y de esa situación de estar un poco al descubierto y también de querer vivir esa vulnerabilidad que te hace también estar más cerca emocionalmente de la gente, implicarte. Hablan de vivencias, de reflexiones sobre cómo ves lo que está pasando, tanto a mí como a otros compañeros y sobre todo sacando mensajes que quería decir, de ahí Cartas para seguir, el titulo del disco.

Chus Navajo | Imagen: JuanFlyFactory

WN: Y bueno ya sabemos que tienes algunas fechas fijadas en Madrid y Barcelona, ¿tienes alguna otra fecha que nos puedas confirmar? 

C: Tenemos cerrada ya una gira hasta verano, pero la idea es primero hacer los conciertos de Madrid y Barcelona que van a ser un poco más especiales, con colaboraciones y así presentando el disco y luego ya anunciaremos la gira.

WN: Para despedir la entrevista, cuéntanos que has querido transmitir o dejar dicho con este disco. 

C: Bueno lo que me gusta transmitir es humanidad. No tengo una pretensión especial, simplemente llegar a la gente. Lo importante de que la música nos humanice. Es un vínculo emocional entre la gente y mi música y es un poco lo que quiero que la gente sienta.

 

 

Imagen principal