En WHY NOT hemos hablado con Alice Kellen sobre su último lanzamiento literario, “Nosotros en la luna”, recién publicado este mes de enero.  

Alice Kellen es una de las autoras del momento. Sus novelas románticas consiguen despertar verdadera pasión entre las lectoras. La Editorial Planeta se ha encargado de publicar sus novelas más recientes. Con la bilogía Deja que ocurra, Alice consiguió enamorar a un gran público y trasladarlo a la costa australiana con una ambientación exquisita. Para Nosotros en la luna nos invita a pasar una noche en París con Rhys y Ginger, sus dos nuevos protagonistas.

¿Cómo es “Nosotros en la luna”?

WHY NOT: “Nosotros en la luna” es tu última novela publicada, ¿es la que más te ha gustado escribir?

Alice Kellen: Es difícil saber algo así, pero sí es una de las que más he disfrutado escribiendo. Su proceso fue sencillo, fluido y muy natural, como si los personajes me susurrasen al oído el siguiente paso de su historia. Esto no siempre ocurre, pero cuando pasa es increíble.

WN: ¿Qué dirías que tiene de diferente o especial respecto a tus obras anteriores? ¿Qué la hace única en tu colección?

AK: Aunque sigue una misma línea, en este caso la estructura cambia un poco y termina siendo el eje de la historia al ser medio epistolar. Desde mi punto de vista, siempre subjetivo, la considero un poco más madura que las anteriores, con unos personajes imperfectos que terminaron siendo de mis preferidos.

WN: En cuanto a inspiración, ¿vamos a encontrar pedacitos de experiencias propias entre estas páginas o la idea surge de imaginación total?

AK: Es inevitable ir plasmando chispazos de experiencias propias; casi es algo que sale solo, sin querer. Por ejemplo, entiendo bien tanto a Ginger como a Rhys, porque creo que todos nos hemos sentido perdidos y con muchas dudas en algún momento de nuestras vidas. También aparecen muchos escenarios en los que he estado (París, Londres, Ibiza), algo que siempre hace más fácil imaginarte a los personajes caminando por sus calles…

WN: ¿Qué parte de una novela es la que más te cuesta escribir? ¿Se te ha hecho especialmente difícil algo en concreto mientras escribías “Nosotros en la luna”? 

AK: A mí me suelen costar mucho los comienzos. Cuando arranco con una nueva historia tengo la sensación de que aún no conozco a lo personajes de la misma forma que cuando ya he vivido con ellos y me dirijo hacia el final, por eso muchas veces me toca volver atrás y pulir esos primeros capítulos, cosa que también me sucedió con esta historia.

Imagen promocional | Imagen: Editorial Planeta vía Twitter

WN: En tus novelas das una gran importancia a la ambientación, ¿sueles tenerla clara antes de estructurar una trama o surge una vez tienes pensada la historia que quieres contar?

AK: Primero surge la historia y luego ya pienso en qué lugar encajaría mejor esa idea. Tiene que ser viable, tener sentido y, además, es importante porque incluso el clima influye en el ambiente general de la historia. Me tomo mi tiempo para decidirlo.

WN: Hablando de ambientación… Con tus libros hemos podido viajar a lugares como Alaska, Australia, Las Vegas, París… ¿A dónde más te gustaría o tienes pensado llevarnos? 

AK: Por el momento, con Ginger y Rhys viajamos a bastantes sitios. Y en futuras historias no descarto seguir por Europa: Londres, Edimburgo, Ámsterdam…

El proceso de creación literaria

WN: ¿A qué tipo de personaje te sientes más cómoda creando? ¿Influye el género, la edad, algún tipo de personalidad, o va más allá?

AK: No me influye nada de todo eso, para mí lo importante es sentir que ese personaje es real, verlo de carne y hueso; no siempre es fácil y algunos se resisten más que otros, pero creo que es crucial vivirlo de esa manera para que luego los lectores también puedan hacerlo. Personalmente, me gustan que sean imperfectos y complejos, que tengan matices, incluso que puedan contradecirse a lo largo de la historia. Y una de las cosas más satisfactorias es conseguir que evolucionen y que al mirar las primeras páginas hayan crecido, aunque sin perder su esencia.

WN: Llevas años escribiendo y publicando historias. ¿Fue difícil decidir empezar a hacerlo y exponerte a un público, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva?

AK: Siempre es difícil exponer una parte tan íntima de una misma. Pese a ello, con el paso de los años, he aprendido a gestionarlo bastante bien y creo que ahora mismo estoy en un momento en el que me quedo con lo bueno e intento disfrutar de esta oportunidad. No siempre ha sido así y reconozco que tiene también su parte negativa, pero ¿qué trabajo no la tiene?

Cartel promocional | Imagen: Editorial Planeta

WN: ¿Qué consejo darías a la Alice Kellen que acaba de publicar su primera novela? En otras palabras, ¿qué crees que debería saber una escritora emergente?

AK: Le diría tantas cosas que no bastaría con un par de cafés. Es una pregunta que me hace reflexionar, porque me planteo qué me diré a mí misma dentro de unos años y si también habré cambiado tanto. Pero, en esencia, le pediría que fuese más paciente, más positiva y reflexiva. Que no tuviese prisa. Y le aconsejaría leer mucho, todo lo posible.

WN: ¿Tienes alguna anécdota curiosa sobre el proceso de escritura de “Nosotros en la luna” que quieras compartir?

AK: No entraba en mis planes ponerme a escribirla cuando lo hice. Estaba enfrascada en otro proyecto que no fluía como me gustaría. Así que una noche de sábado me dije que no pasaba nada si abría un documento en blanco y escribía un rato por diversión, sin pensar tanto. Ese fue el comienzo de Nosotros en la luna. Ya no pude dejarla.

WN: ¿Ha cambiado tu forma de inspirarte o documentarte desde tu primer libro hasta el más reciente?

AK: Muchísimo, no tiene nada que ver. El proceso es totalmente diferente. Antes era más impulsiva, a veces solo tenía claros los personajes y ya me lanzaba a escribir. Ahora planifico más la trama, tengo claro qué quiero contar, me tienta la idea de ir probando estructuras, narradores, nuevas herramientas… Creo que es el proceso lógico, con el paso del tiempo te vas fijando en otras cosas.

Un vistazo al futuro

WN: ¿Qué nos puedes contar sobre proyectos que están por llegar? ¿Hay nuevas ideas pensadas, a medio hacer o incluso ya avanzadas y plasmadas en papel?

AK: Tengo una novela terminada, en este caso más adulta y sentimental. Y ahora mismo estoy inmersa en un nuevo proyecto que me tiene entusiasmada y espero poder acabar antes de que finalice el verano.

WN: ¿Te gustaría ver una de tus historias en la gran pantalla? Si es así, ¿cuál crees que tu público disfrutaría más y por qué? 

AK: No es algo que nunca me haya llamado especialmente la atención, pero creo que sí sería muy curioso y divertido. Probablemente las que más encajarían serían El día que dejó de nevar en Alaska y Nosotros en la luna, por el tipo de trama.

WN: Por último, este medio se llama Why Not (por qué no). ¿Ha habido algún momento a lo largo de tu carrera en el que un “¿por qué no?” marcara un antes y un después?

AK: ¡Constantemente! Esa es la pregunta que una debe hacerse cada vez que algo da miedo o surgen las dudas.

WN: ¡Muchas gracias por tu tiempo y tus respuestas! ¡Suerte para todos los proyectos que te propongas!  

AK: Muchas gracias a ti por esta entrevista tan completa.

 

 

Imagen principal: Editorial Planeta