El Quimera Tour de Alba Reche hizo su parada ayer en la sala Bikini de Barcelona. Un show versátil y emotivo que no dejó indiferente a nadie. 

Un público joven esperaba ansioso la llegada de Alba Reche al escenario. Pero antes de que eso ocurriera, la artista invitó como telonera a Lua Brustenga, una aspirante a entrar en OT 2020 que se quedó justo a las puertas del talent show, entre los 30 finalistas. Lua interpretó cuatro versiones junto a su guitarrista y demostró tener calidad y una voz muy especial. Además, aprovechó para contar que dentro de poco saldría su primer single.

Minutos más tarde, las luces se apagaban y el público enloquecía. Ahora sí, llegaba el momento que tanto habían estado esperando: Alba Reche aparecía cantando las primeras frases de EcoLas caras de la gente se llenaban de ilusión y no dudaban en cantar muy fuerte con ella. Con Inanna Hestia podíamos ver a una Alba feliz encima del escenario, disfrutando en cada momento y completamente agradecida. “Bienvenidas al Quimera Tour, gracias por venir”, añadía la artista.

EMOCIÓN Y MAGIA

Unas canciones con un sonido diferente y con unas letras muy cuidadas. Un disco que ha tenido una muy buena acogida con una gira que llenaba la Sala Bikini. El show continuaba con una cover de la canción Honey con la que Alba disfrutaba al máximo y dónde transmitía la buena conexión que tiene con sus músicos. Entonces llegaba uno de los momentos más especiales de la noche: la artista invitaba al escenario a uno de sus compañeros de edición, Miki Nuñez. “Ha sido un pilar fundamental para mí desde que salimos de la academia”, explicaba la artista. Los dos se unían para cantar una canción de Miki: Escriurem. En sus miradas podíamos ver la complicidad y la emoción entre los dos amigos que demostraban tener mucho amor mútuo.

Miki y Alba Reche | Imagen: Marta Illa

“Ahora llega el turno de una de las canciones que más me costó acabar de escribir. Habla de una mujer que la tratan mal por relaciones machistas”, explicaba Alba antes de interpretar Lux. Alba siempre defendía el feminismo dentro de la academia de Operación Triunfo y lo sigue haciendo ahora con canciones como esta. A continuación cantaba Ares una canción “que habla de la memoria histórica, de la importancia de saber de dónde venimos y hacia dónde vamos”.

Otro de los momentos más emotivos de la noche llegaba con She is used to be mine. Una canción que ella interpretó en OT y que ahora cantaba junto a su hermana Marina Reche. Un momento mágico y muy emotivo que hizo saltar las lágrimas del público. Cuando acababan, Alba se iba del escenario y nos dejaba con Marina, que interpretaba Jealous.

Imagen: Marta Illa

VERSATILIDAD Y VERDAD

Empezaba la segunda parte del show que Alba abría de manera muy divertida. Junto a uno de sus músicos interpretaba Rata de dos patas. “Esta canción va muy bien para desahogarse”, explicaba. Y entonces llegaba el momento de La Llorona, la que fue una de sus mejores actuaciones dentro del concurso y con la que tanto sentimiento desprende. Era el turno de Caronte, una canción con la que Alba aprovechaba para invitar a cantar al escenario a una fan. Un momento inolvidable para la chica y muy especial para las dos que nos demostraba una vez más el gran corazón que tiene Alba Reche.

“Esta es una canción que compuse en la academia, que habla de una reconciliación conmigo misma”, explicaba Alba antes de interpretar Niña. Con Asteria y las covers de Somebody Else y Be The One, el público se animaba , cantaba y bailaba. Alba disfrutaba y se encontraba como pez en el agua encima del escenario. “Esto se está acabando, pero no nos vamos sin bailar”, contaba la artista antes de interpretar Medusa, el primer single que salió a la luz. Para despedirse de esta noche, Alba Reche interpretaba Quimera y Aura. “Ha sido un placer, sois un público maravilloso. Muchísimas gracias Barna!”, decía la cantante emocionada. “Volveremos a vernos Barcelona, lo prometo”.

Imagen: Marta Illa

Una artista sincera, transparente y con las ideas muy claras sobre cómo quiere transmitir y contar todo aquello que siente a través de canciones. Una artista especial a la que Barcelona ya espera, otra vez, con los brazos abiertos.

 

 

Imagen principal: Marta Illa – WHY NOT