Muerdo cerró su gira ‘Fin de la primera vida’ el pasado sábado 25 de enero en la sala Joy Eslava, tras otro concierto fin de gira en Barcelona. El cantante estuvo acompañado en el escenario por grandes artistas, como Pedro Guerra, Mr. Kilombo o Dave. 

A partir de las 20:00, la Joy Eslava comenzó a llenarse y Sandra Bernardo se subió al escenario para amenizar la espera. Abrió la noche con Mamita Rica, un tema que le dedicó a todas las mujeres, continuó con Me quedo con mi amor e invitó al publico a hablar las cosas desde el amor. “Esta canción se llama Lola y la compuse pensando en la mujer que me gustaría llegar a ser algún día de mi vida. Estoy cada vez más cerca”, dijo. Por tanto, afirmó que cada vez es una mujer más feliz, libre y liberada, por lo que le quiso dedicar Lola a todas las ‘lolas’ del mundo. Fruta y La Felicidad fueron las últimas canciones que interpretó antes de dar paso a Muerdo, no sin antes darle las gracias a todas las personas que comparten las canciones y que disfrutan de la música.

Sandra Bernardo en la Joy Eslava | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

“Porque todo tiene un fin, hasta la primera vida”, comenzó a sonar una voz en el escenario minutos antes de las 21:00. En ese audio de poco más de dos minutos anunciaron a todos los artistas que acompañarían a Muerdo a lo largo de la noche; entre ellos, El Kanka y Mr. Kilombo, los más inesperados. “Me despido siendo pleno de reactivar los recuerdos de su pecho al lado izquierdo, de los frutos en la vid. ¡Muy buenas noches, Madrid!

Muerdo y toda la banda aparecieron sobre el escenario al ritmo de Sonidos y de Canto pal que esté despierto y su “cantamos porque el grito no es bastante, y no es bastante el llanto, ni la bronca…” Claridad dio paso a la primera colaboración de la noche, nada menos que Amparo Sánchez. Muerdo explicó que con este concierto cierra una etapa y, por ello, ha querido rodearse de muchos amigos y amigas que han supuesto una parte importante de su camino y de su experiencia vital. “Poco después de sacar mi primer disco se cruzó una persona muy especial en mi camino que me enseñó mucho, con la que tengo el lujo de conservar una gran amistad, basada en la admiración. Es una mujer valiente, una mujer enorme“, dijo antes de pedir un aplauso para Amparo Sánchez.

Muerdo y Amparo Sánchez en la Joy Eslava | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Ambos interpretaron Ha Llovido y compartieron con el público la química y la conexión que tienen sobre el escenario. La Joy Eslava la despidió entre aplausos y recibió de la misma manera al siguiente artista de la noche. Antes de eso, Muerdo recordó cuando tocaba en los bares, en Libertad 8, y no es casualidad que el público que por aquel entonces le acompañaba también haya contribuido a agotar las entradas en la mítica sala de la capital. El siguiente invitado fue El Kanka, con quien compartió Luz Natural y quien volvió a demostrar su particular sensibilidad sobre el escenario.

Sendero de paso lento fue el siguiente tema, con su “vamos lentos porque vamos lejos.” A esta apropiada frase le siguió un mensaje importante, un impulso para cumplir sueños: “No sirve de nada andar persiguiendo los sueños de manera obstinada porque las cosas llegan a la vida de uno cuando tienen que llegar y, cuando es la hora, todo llega.” A mitad de Vas a encontrarte, el Duende Josele salió al escenario para recitar un poema que parecía escrito para Pascual: “Tengo un hermano chico, grande, grande es, con música por dentro y el corazón por fuera.”

Tal y como acababa de decir, cuando es la hora, todo llega. Por eso, tuvo que esperar hasta la noche del 25 de enero para compartir Camino en directo con Pedro Guerra. “Cuando grabé mi segundo disco, tuve la oportunidad de grabar con un genio de la música que admiré desde que era muy chiquito. Después de grabar esa canción, nunca tuvimos la oportunidad de cantarla juntos en directo y esta noche me voy a sacar la espinita acá“, contó.

Muerdo y Pedro Guerra en la Joy Eslava | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

La mano en el fuego precedió a otra colaboración. Cuando la admiración y la amistad viene de lejos, la complicidad aumenta sobre el escenario. Por eso, Pascual quiso que Javier Álvarez le acompañara y recalcó su trayectoria, la sensibilidad, coherencia y ternura que le caracteriza. A lo largo del concierto agradeció en numerosas ocasiones al público su presencia y que le acompañaran en una noche tan especial. Continuó con Invisible, con aplausos para su banda y con una nueva reivindicación. Lejos de la ciudad es una canción que habla de esos pueblos valientes, de gente que lucha contra las injusticias; por eso, aprovechó la oportunidad para hacer un guiño a América Latina y a la situación actual: “Estuve de gira por América Latina, estuve en Chile, Colombia… Estuve viviendo todo lo que allí está pasando, que es bien interesante. Y desde aquí quiero mandar todo mi calor a todos esos pueblos que se levantan contra la injusticia. También quiero dedicarle esta canción a mi abuela.”

De uno de los momentos más bonitos de la noche a una nueva colaboración, en este caso con Dave Zulueta. Antes de que apareciera sobre el escenario, recordó todas las cosas buenas que Madrid le ha dado, todas esas cosas que le debe a la capital: “Lo que soy hoy no sería lo que soy si no fuera gracias a esta ciudad maravillosa que amo y que amaré siempre.” A continuación llegó el turno de una nueva presentación, nuevos elogios más que merecidos. “Quiero invitar a un amigo, un gran talento, una gran voz, un gran conocedor de la música popular. Él se hizo conocido gracias a un programa de televisión, pero llevaba una gran carrera antes. Una carrera que continúa después de liberarse de todos esos mercaderes que mercadean con lo que no es suyo, que mercadean con la voz de gente como este hombre“, dijo antes de compartir Llegué hasta ti con Dave.

Muerdo y Dave en la Joy Eslava | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Como todo lo bueno se acaba, el concierto también estaba llegando a su fin. Marinah fue la siguiente invitada y con quien compartió La última danza. Sin duda, una canción que invita a vivir cada día como si fuera el último, por lo que todo el público cantó al ritmo de este pegadizo estribillo. Con La prisa mata se despidió del público, tanto Pascual como la banda se fueron del escenario, mientras los asistentes pedían otra canción. Minutos después, Ohad y su guitarra regresaban al escenario para deslumbrar al público; instantes después volvió Muerdo para compartir un emotivo Volver.

Tras la presentación de todos los miembros de la banda, no podía haber otro artista para poner el broche de oro a la noche que Mr. Kilombo. Con la energía de haber llenado la sala But la noche anterior, Miki llegó al escenario para convertir la Joy Eslava en una auténtica fiesta. Muerdo le animó a saltar al público y así lo hizo, hasta que fue Pascual el que al final de La canción de la carretera se lanzó sobre el público. Nuevos aplausos, para su familia, su compañía, su banda, los técnicos de sonido y todo el público que había hecho posible este fin de gira. Por tu corriente fue la última canción, aunque después la Joy Eslava enmudeció para dar paso a un emotivo “ando llorando pa’dentro, aunque me ría pa’fuera, así tengo yo que vivir, cantando hasta que me muera.

Muerdo en la Joy Eslava | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Un final a la altura del concierto y de la gira, un gran final del Fin de la primera vida que seguro que será el inicio de una etapa más que exitosa en su carrera musical.

 

 

Imagen principal: Ángela Merino – WHY NOT