Tras varios meses girando de manera exitosa por nuestro país, por fin “Pero no pasa nada” ha llegado a Madrid de la mano de Amaia e Inverfest.

El disco debut tan esperado de la navarra vio por fin la luz en septiembre del pasado año y, este fin de semana, Madrid ha podido disfrutar de él en un directo muy cuidado. Dos fechas ha tenido la artista para deleitar al público madrileño con su show. De la mano de Inverfest, los días 16 y 17 de enero, han sido los elegidos para que Amaia presente Pero no pasa nada en el Teatro Circo Price. Además, logró sold outs en ambos shows, un logro muy merecido.

Contando con cuatro músicos que la ayudaban a que todo fuera en riguroso directo, y su piano, Amaia abría la noche de música con una pequeña intro instrumental del que fue su primer single, El Relámpago. Y continuó de la misma manera con otros dos temas incluidos en su disco: Un día perdido y Todos estos años; y también Javier, otro tema propio que no aparece en el álbum.

Tras esto, Amaia pasaba de su piano a un pie de micro, dónde, con la naturalidad y espontaneidad que tanto la caracterizan, daba las gracias a todos los asistentes y hablaba de lo mucho que le gusta Madrid. Acompañada esta vez de su guitarra, además de la banda, dio paso a una de las canciones favoritas del público, Quedará en nuestra mente. Con el mismo acompañamiento hasta mitad de canción y dejando este en ese momento para interactuar con el público, Amaia pasaba a cantar Me gusta bailar, dónde además, nos regalaba uno de esos momentos tan suyos como anécdota de la noche: “Bua me he equivocado con la letra, ‘Pero no pasa nada’.”

Volviéndose a sentar en su piano, sin estar acompañada por nada más esta vez, daba paso a uno de los momentos más mágicos y cautivadores de la noche. Sonaban en el teatro canciones propias como Última vez, Nadie podría hacerlo o Cuándo estés triste y versiones como Si te casas en Madrid o Qué nos va a pasar. También nos deleitaba con una pieza de piano de Albéniz, El puerto, que consiguió crear una atmósfera única en el Price.

Su voz dulce y cautivadora, acompañada únicamente de una guitarra en Un nuevo lugar, Porque apareciste y una canción inédita, dejaban al público embobado y casi sin aliento.

La banda volvió al escenario y Amaia presentó la siguiente canción como “El momentazo de la noche”, y así lo fue, cuando en el estribillo de Vas a volverme loca apareció la cantante de la versión original, Natalia Rodríguez, poniendo a todo el público en pie.

Poniéndole el broche final al concierto, Amaia, su piano y su banda volvían a poner patas arriba el teatro con temas como Quiero que vengas y El Relámpago. Para finalizar, todos en un micrófono de ambiente, creando una atmósfera única, cantaban Nuevo Verano.

Tras esto, no pudieron recibir otra cosa que no fuera una grandísima y enorme ovación por parte de todos los allí presentes. Amaia ha llenado de verdad, frescura, magia y mucha música a la capital española en este fin de semana.

Imagen principal: Portada ‘Pero no pasa nada’.