Un secuestro virtual de personajes reconocidos del panorama nacional en el que los únicos ayudantes eran los espectadores ha sido la clave para renovar la imagen de la cadena pública.

Todo comenzaba con el ‘hackeo’ a todas las redes sociales de Playz, la plataforma de contenidos interactivos por excelencia de RTVE. Las imágenes de perfil de los usuarios del espacio online cambiaban radicalmente por ‘Cara Trapo’, como lo bautizaron los espectadores según avanzó el encierro. A continuación, y para comenzar por todo lo alto, la cantante Ruth Lorenzo estaba retenida, adormecida, la audiencia comenzó a compartir las imágenes del secuestrador arrastrándola hasta una sala, que parecía ser una fábrica. Comenzaba el juego.

Primeras pruebas

El encierro se podía seguir minuto a minutos por el canal de YouTube de la plataforma, los usuarios online eran los únicos que podían ayudar a la cantante a través de tweets, lo que permitió que durante cuatro días El gran secuestro fuese el hashtag más usado, por lo que en España fue Trending Topic.

El suspense que implicaba a los espectadores en esta ficción fue clave. Y más aún cuando el canal de la cadena 24h se hizo eco del asunto emitiendo imágenes del secuestro a Ruth. Esto no acaba aquí: la policía también colaboraba, asegurando que daban por iniciada la búsqueda del criminal.

Para dar mayor realismo al juego, RTVE emitió un comunicado en el que aseguraban que “nuestra cuenta de Instagram, la página de Facebook de Playz así como nuestra web (playz.es) siguen bajo el control de Playz. A través de ellas iremos informando de todo lo que ocurre. Por favor, rogamos que no interactueis con quien afirma haber intervenido las cuentas. Lamentamos las molestias que esta situación pueda estar ocasionando”.


Sin embargo, los usuarios online comenzaban a ayudar a Ruth a superar pruebas, un escape room en vivo. La naturalidad de Ruth hizo que los internautas se cuestionarán continuamente de la veracidad del asunto. Al menos el 99% de los usuarios estaba muy dispuestos a ayudar, asegurando que el secuestro era real y pidiendo ayuda de nuevo a la policía, sin dejar de resolver enigmas.

Una bomba de gas sedaba a la cantante y, tras un descanso de 16 horas, aparecía una caja que solo se podía abrir con unas espadas. Dentro de ella se encontraba el rapero Arkano. Además, destaca que este recibió numerosas críticas días atrás en Twitter.

Las redes ardían, pero el juego no había acabado. La pareja se tuvo que separar tras quedarse Ruth encerrada en una jaula. Arkano abandonó a la cantante con un gran sufrimiento. Las pistas tras superar las primeras pruebas fueron “el mago manco y muertes en extrañas condiciones.”

La soledad de Arkano duraría poco, pues el periodista Maxim Huerta había sido secuestrado al salir de su programa A partir de hoy. Los retos comenzaban a complicarse, un bote de sangre, un código imposible , un teléfono y un congelador tuvieron en vilo a los usuarios.

Cuarto secuestrado

Los días pasan, y tras el periodo de descanso y la visita de ‘Cara Trapo’ el congelador esconde a la periodista María Gómez, amordazada y temerosa. Las pruebas siguen superándose en el período de tiempo que se les da. Ruth continúa encerrada en la jaula, en otra sala, sola. Los espectadores reclaman que la salven.

La traca final y con tan solo una vida, de las tres que al comienzo del cautiverio tenían, está en juego. María entra en una sala blanca y se queda sola. Completamente vacía. Tras una caja, números y letras en la pared y con un momento de renuncia por parte de la periodista, sonaba una alarma. En los reportajes realizados por la cadena también sonaba la misma alarma. Por eso, y tras unir las claves, la última secuestrada averigua que están en RTVE.


El gran final

Después de reclamar ayuda a los usuarios, gritando y asegurando que eran los sótanos de Torrespaña, entra en escena el secuestrador, con una pistola llevándose a la periodista consigo. Más tarde la policía aparece y la emisión queda borrada. Las redes sociales eran un descontrol.


Más tarde, se compartió un vídeo de la policía atrapando al supuesto secuestrador, lo que causó un verdadero shock. Los famosos secuestrados comenzaban a asegurar que estaban bien y aún conmocionados. Todo este laberinto de salas llenas de detalles tenían sentido para ir avanzando en el misterio del secuestro. Ha sido el plato estrella de la cadena, un as en la manga que dará mucho que hablar.

Una maravilla para la audiencia, que reclama una continuación. Además, el seguimiento fue tan alto que, en una de las pruebas que consistía en encontrar un naipe oculto en la Plaza de la Villa de Madrid, la respuesta llegó a los pocos minutos: unos usuarios habían resuelto el acertijo y habían encontrado la carta en tiempo récord.


Modesto García y Manuel Bartual han sido los artífices de esta fantasía. En el pasado ambos ya habían creado exitosos hilos en Twitter con los que habían conseguido mantener a miles de usuarios enganchados a sus historias. Una estrategia de marketing y posicionamiento producida por Shine Iberia. Así, al estilo de Black Mirror y con máxima confidencialidad, la idea ha sido premiada por la audiencia. Sea como sea, esperamos que haya más sorpresas. Un gran aplauso para la cadena que ha logrado renovarse.