El Kanka ha presentado su gira ‘Donde caben 2 caben 3’ en el Sant Jordi Club de Barcelona. Un concierto lleno de sonrisas, buen rollo y mucha alegría, que no ha dejado indiferente a nadie. 

El Kanka aparecía con su guitarra y se plantaba encima del escenario, delante de un Sant Jordi Club lleno que aplaudía sin parar. Con VolarPara eso canto el artista empezaba el concierto, provocando las sonrisas de un público totalmente entregado.

“Donde caben 2 caben mucho más que 3”, confesaba El Kanka haciendo referencia al nombre de su gira y dando paso a Guapos y guapas, un tema de su último EP. Con Llámame fino la gente se empezaba a animar, a bailar y cantaba a todo pulmón. Entre canción y canción, El Kanka aprovechaba para presentar a sus músicos y dedicarles unas bonitas palabras en forma de rimas, como si de un poema se tratara.

Más tarde llegaba el turno de Para quedarte y Querría dos temas íntimos que acompañaba con su guitarra. Momentos mágicos para los asistentes que miraban con los ojos brillantes al artista y se abrazaban con aquellos que los acompañaban. Con Me alegra la vista, A dieta de dietas y Refunk, llegaba la diversión y la alegría, que provocaba la euforia de todos los presentes. La gente seguía el ritmo de las canciones, saltando y bailando en todo momento.

El Kanka en Barcelona | Imagen: Marta Illa

UN PÚBLICO ENTREGADO

El Kanka se mostraba cercano a su público y confesaba que tenía un “cariño infinito a Barcelona”. A continuación, presentaba la canción de amor que escribió a su tierra, Andalucía. Un tema con un toque flamenco y con esa rumba tan característica en las creaciones del cantante.

El artista conseguía transmitir el mensaje que quería con cada uno de los temas que iba presentando. “Baila como tú quieras bailar”, decía en Vengas cuando vengas. Una canción que el público se sabía a la perfección y que provocó una enorme sonrisa en el artista. “Es pa’ comeros el corazón” confesaba emocionado.

El Kanka hacía partícipe a su público en todo momento, que hasta le ayudaba a crear armonías para alguna de sus canciones. Con Payaso, el cantante mostraba su faceta más divertida y decía que “se toma la vida en broma porque es muy corta”. “Si alguna vez os llaman payasos, decidles gracias” añadía al terminar la canción.

El Kanka en Barcelona | Imagen: Marta Illa

Con Por tu olor se formaba un ambiente mágico con un mensaje que el artista hacía llegar a la perfección. “Estoy contigo por tu olor, no por tu perfume”, cantaba el público con todas sus fuerzas al unísono del artista.

UNA MONTAÑA RUSA DE EMOCIONES

Confieso y Tienes que saltar, eran dos temas lentos y melódicos que creaban un aura especial entre el público. Después de este momento íntimo llegaba el turno de la colaboración de la noche, El Kanka invitaba al escenario a El niño de la hipoteca para cantar Alquitrán y carmín. El artista invitado, muy agradecido, confesaba que él lo había visto tocar en sitios con doce personas y ahora se encontraban en el Sant Jordi Club. “Se ha hecho justicia”, añadía orgulloso.

El tramo final del concierto se acercaba y El Kanka no se podía ir sin cantar una de sus canciones más conocidas, Lo mal que estoy y lo poco que me quejo. Un tema que arrancaba bailes y sonrisas entre los presentes, que se lo pasaban en grande. Un ambiente de fiesta que continuaba con Canela en rama y Desobedecer. 

Antes de irse, el artista cantaba Instrucciones para bailar un vals y Me gusta, canciones que animaban la fiesta que ya estaba instalada en el Sant Jordi Club. Un público divertido, desatado y alegre acompañaba al cantante que se despedía con Qué bello es vivir. 

El Kanka en Barcelona | Imagen: Marta Illa

El Kanka conseguía así una noche llena de diversión y alegría con un público rendido en cada una de sus canciones. Si se trata de él, Barcelona le hará un hueco aunque esté lleno, eso sin duda.

 

Imagen principal: Marta Illa – WHY NOT