Pablo López inauguró los Latin Grammy en Las Vegas. Su piano y su voz, cómplices del artista en una nueva actuación memorable.

Igual que Pablo López sobre un escenario sería inconcebible sin un piano, un espectáculo suyo sin intimidad emocionante no tendría sentido. Por eso, Las Vegas (Estados Unidos) se han dejado enamorar por su talento y por el sumo respeto y amor por la música que siempre desprende el malagueño.

Los Latin Grammys han contado con la inauguración musical de Pablo López. Rodeado de artistas como Sebastián Yatra y Cali y el Dandee, Pablo ofreció una velada musical con un repertorio al más puro estilo López. Se incluyeron los temas más conocidos, como Lo Saben Mis Zapatos y el emblemático y emocionante El Patio. Además, adaptó el clásico Querida de Juan Gabriel de la manera más personal, así como el A Dios le Pido de Juanes, artista con el que publicó un exitoso tema cuatro años atrás.

Mama No, el tema más reciente de Pablo López y primera pincelada de futuro “López Volumen 4”, estrenado el pasado 8 de noviembre, también se coló en el repertorio interpretado por el malagueño en esta vigésima edición de los Latin Grammy (celebrados el próximo 14 de noviembre).

LA MEJOR APERTURA PARA LOS LATIN GRAMMY

No solo el piano ha acompañado al artista esta vez, no, también lo ha hecho la guitarra acústica. El sonido tan limpio e intenso de su música, además del trabajo con el que mima cada uno de sus temas, es lo que le ha llevado a Las Vegas en mitad de la grabación de su próximo (y no muy lejano) álbum. Pablo López siempre será un ejemplo de dedicación, vocación y pasión, y por ello el público se vuelca en cada nota que tiene el increíble honor de presenciar.

Las Vegas se han enamorado de Pablo López, pero más que un reto era una consecuencia inevitable. La música y él funcionan como uno solo, así que los Latin Grammy no podrían haber elegido una mejor apertura.

 

Imagen principal: GTS