El WiZink Center fue testigo de una noche solidaria en la que artistas como Melendi, Estopa o Beret, entre otros, se dieron cita para luchar contra el cáncer de mama. 

El 19 de octubre estaba marcado en rojo en el calendario y más de 15.000 personas se reunieron en el WiZink Center de Madrid para disfrutar de la séptima edición del concierto Por Ellas de Cadena 100. Con todas las entradas vendidas y a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), numerosos artistas nacionales e internacionales no se quisieron perder esta cita.

[ENTREVISTAS CON LOS PROTAGONISTAS DE CADENA 100 POR ELLAS]

Cada año, uno de los artistas invitados se encarga de realizar el himno de la edición. Este año, Melendi ha escrito Por Encima de la Bruma, por lo que su actuación era una de las más esperadas de la noche.

Huecco, con Mirando al cielo, y Efecto Pasillo, con Siempre a mi lado y Cuando me siento bien, fueron los primeros artistas en subir al escenario. Acto seguido, llegó el turno de uno de los artistas más esperados de la noche. Beret cantó uno de sus grandes éxitos, Lo Siento, iluminado con las linternas de los móviles.

Beret en el concierto Por Ellas de Cadena 100 | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

El italiano Nek fue el siguiente invitado y el encargado de poner al público en pie con Sube la radio; además, tampoco faltaron los míticos Para ti sería y Laura no está, dos himnos que la gente sigue teniendo muy presente, a pesar del tiempo. Antonio Hueso, Myriam Rodilla y Jordi Cruz, disfrazado de panda a petición de los artistas, aseguraron que lo más importante era la presencia de un público solidario y entregado. Así, dieron paso a Jon Secada, que interpretó Otro día más sin verte antes de dar paso al dúo de la noche.

Jon presentó a Soraya como una gran artista y ambos compartieron Por si no vuelves, la emotiva balada que ha hecho que sus caminos se crucen. Al grito de “por ellas“, se despedían del escenario para dar paso al primer artista internacional de la noche. Mika salió al escenario con la energía que le caracteriza y puso al público en pie a ritmo de Ice Cream, Relax y Grace Kelly.

Quedan muchísimas emociones por vivir“, advertían los presentadores y recalcaban que el público era culpable de que la noche fuese tan especial. Antes de despedirse del escenario quisieron dar paso al siguiente artista, uno de los más aclamados de la noche. “Me ha contado un pajarito que va a ser el próximo representante de España en Eurovisión“, decía, a la vez que los gritos del público inundaban el Wizink Center.

“Nuestro siguiente artista ya triunfaba cuando tenía ocho añitos, desde entonces ha conseguido formar parte, por ejemplo, de una de las boybands más importantes de España. Después se ha consolidado como uno de los artistas en solitario más importante de nuestro país. Tiene una voz increíble y vamos a disfrutar de ella aquí en el WiZink Center de Madrid.”

Blas Cantó salió al escenario con una chaqueta rosa, haciendo un guiño a la causa que reunió a más de 15.000 almas, e interpretó Si te vas. Acto seguido, confesó que estaba feliz por volver al concierto Por Ellas, así como por apoyar una causa tan importante como es la lucha contra el cáncer de mama. También aprovechó para dejar un mensaje a los asistentes sobre su participación en Eurovisión 2020:Si en Róterdam sucede lo que ha sucedido esta noche, va a ser lo más grande que nos ha podido pasar nunca.”

“Habéis demostrado que cuando los corazones se unen con la música, nada puede ir mal. Gracias a todos y a todas por dejar vuestra voz aquí esta noche y que podamos defender esta causa todos juntos. Quiero pedir que cada persona que hay aquí encienda una luz conmigo, porque esa luz que estáis viendo y que se está encendiendo, que parecen las estrellas, es la que hay dentro de ti.”

Poco a poco, los focos del WiZink Center se apagaban y las linternas de los móviles iluminaban a un artista que brilla con luz propia. Blas comenzó a cantar Él No Soy Yo y, tras las primeras estrofas, paró de cantar, emocionado, mientras el público coreaba cada estrofa de su canción. Todavía con las emociones a flor de piel, se despidió del escenario dando las gracias a los asistentes.

Blas Cantó en el concierto Por Ellas de Cadena 100 | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

A uno de los grandes artistas nacionales le siguió en el escenario el segundo artista internacional de la noche. James Blunt. A pesar de que confesó que “su español es muy malo”, aseguró que estar en Madrid es fantástico. Al ritmo de los clásicos Cold, 1973, Stay the night y Ok, el británico demostró su fuerza y coraje sobre el escenario.

Javi Nieves y Mar Amate, presentadores de ¡Buenos días, Javi y Mar!, aparecieron sobre el escenario para invitar al siguiente grupo de la noche, dispuestos a arder sobre el escenario. “Siguen siendo igual que el primer día, no tienen trampa ni cartón. Tal cual les veis son. Fuera y dentro del escenario“, decía Javi. Al grito de “Esto es ESTOPA“, los hermanos Muñoz salían al escenario.

Tu Calorro es el tema con el que comenzaron la revolución que causaron sobre el escenario y continuaron con la presentación de su último single, Fuego.Queremos dedicar una canción a la gente que se levanta a las 5 de la mañana para levantar el país, con contratos basura. Sin estas personas, España no existiría“, aseguraron, y sus palabras precedieron a Pastillas de Freno.

El Último Renglón fue el siguiente tema, que se incluye en su nuevo disco y que les hacía mucha ilusión presentar. Estopa se despidió del escenario por todo lo alto, a ritmo del mítico “que yo sé que la sonrisa que se dibuja en mi cara tiene que ver con la brisa que abanica tu mirada, tan despacio y tan deprisa, tan normal y tan extraño, yo me parto la camisa, como Camarón.”

Estopa en el concierto Por Ellas de Cadena 100 | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

El público no paró de saltar durante su actuación, y no es para menos. La fiesta continuó de la mano de Fangoria, que salió al escenario a ritmo de Ni tú ni nadie, tema que precedió a la presentación de su nuevo single, Un Boomerang, anticipo del álbum Extrapolaciones y dos respuestas. Tampoco faltó una de sus canciones míticas, porque cualquier momento es bueno para cantar eso de “¿A quién le importa lo que yo haga? ¿A quién le importa lo que yo diga? Yo soy así y así seguiré, nunca cambiaré.

Gracias a todos por acudir al evento. Por todas las que están y las que no están. Una noche de cero dramas y mucha comedia“, decía Alaska. Y, como no podía ser de otra manera, se despidieron del público madrileño con Dramas y comedias.

Poco a poco, la noche iba llegando a su fin, las luces de color rosa iluminaron el WiZink Center, así como las caras de ilusión ante el siguiente artista de la noche. Nada menos que el encargado de componer el himno de esta edición de Cadena 100 Por Ellas, algo que años anteriores han hecho Pablo López, Rozalén o Ruth Lorenzo, entre otros.

“Una canción compuesta para esta noche, para que la oigamos todos aquí, la cantemos todos aquí y hagamos lo que él nos ha querido contar a todas las personas que están escuchándonos desde casa y todos los que estáis aquí. Es un artista al que no podemos querer más, una extraordinaria persona que adoramos y que esta noche nos acompaña en el escenario de Cadena 100 Por Ellas.”

El asturiano salió al escenario entre gritos y aplausos, mientras llovían globos rosas. Tu jardín con enanitos fue el primer tema de la noche y, para el segundo, sentado en el centro del escenario, habló de la eterna duda: Destino o casualidad. “Ahora vamos a dar un saltito de 9.000 kilómetros al oeste a una isla… ¿Cómo se llama?”, decía, justo antes de que sonaran los primeros acordes de Desde que estamos juntos.

Al comienzo de la canción, Melendi no desaprovechó la oportunidad de bajar del escenario para abrazar y cantar junto a las personas que ocupaban las primeras filas. Más allá del baile y de la alegría, también hubo tiempo para las historias románticas, ya que contó la historia que se esconde detrás de una de las canciones más bonitas que ha escrito.

Melendi en el concierto Por Ellas de Cadena 100 | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

“Esta canción nace de algo no demasiado romántico, nace de ese complejo que tenemos algunos hombres de machito, que nos cuesta mucho mostrar los sentimientos hasta bien entrados los 30, pero que lo perdemos rápidamente cuando nos toca una gota de alcohol y acabamos abrazados con nuestros amigos en un portal o escalera. En esa situación me encontré yo con mi mejor amigo, Pablo. Estábamos en la boda de otro amigo nuestro en Salamanco. Pablo, que es una persona con un corazón enorme, nunca tuvo mucha suerte en el amor y aquel ambiente era complicado para él. Yo sabía que la emotividad iba a salir por alguna parte cuando, de repente, a Pablo se le empiezan a aguar los ojos y me hace la pregunta que se le puede hacer a un ser humano en esas circunstancias. No se la van a imaginar jamás. ‘Ramón, ¿en el mundo somos impares?‘”

“Yo sabía que eso escondía algo más y, después de eso, vino la bomba emocional y me dijo: ‘Ramón, y si no somos impares, ¿por qué nadie me compra?’ En ese momento, yo no sé si es por lo muchísimo que quiero a Pablo, me levanté como un resorte y le dije: ‘Pablo, te voy a hacer una promesa: Yo te prometo que de aquí a dos años vas a conocer a la mujer más maravillosa del mundo, yo te prometo que te vas a casar con ella, yo te prometo que iré a vuestra boda y os voy a cantar la canción más romántica que voy a escribir en toda mi vida’. Pablo y Covadonga se casaron el 14 de septiembre de 2014 y yo cumplí mi promesa.”

Después de una historia que no dejó indiferente a nadie, comenzó a sonar la canción que narra esa bonita historia: La promesa. Y de un momento emotivo a otro, Melendi comenzó a hablar de Por Encima de la Bruma, la canción más especial de la noche. “Cuando el mundo se detiene, tienes que pararte a releer todo lo que has vivido. Esta situación la sufren muchas personas en todo el mundo y yo el otro día estuve con unas cuantas de ellas. Salí de allí y después de unas horas de estar con ellas me hice preguntas que hace años que no me hacía y que creo que han cambiado mi forma de pensar. No sé lo que tiene que ser vivir con esta enfermedad, pero les agradezco mucho esas dos horas, les dedico con todo mi amor, cariño y energía esta canción, para ellas“.

Y comenzó a sonar un himno que busca transmitir fuerza. “Soy valiente y tengo fe, por corazón llevo un lazo, que nos une recordando, cada beso cada abrazo.” Gente de todas las edades llenaba el WiZink Center y coreaba una canción que ya se ha convertido en todo un himno. Antes de despedirse, una última vuelta al pasado, con Lágrimas desordenadas. 

Javi y Mar volvieron al escenario para pedir al público que no hicieran ni una sola foto, sino que se quedaran con el recuerdo en la retina. No quisieron abandonar el escenario sin agradecer la solidaridad a todos los asistentes, ni tampoco sin darle las gracias a Melendi.Él dice de transformar el miedo en amor, y eso es lo que queremos. Gracias a todas las que estáis pasando por esto en este momento y transmitís la energía que emitís“, se despedían, no sin antes anunciar el mejor fin de fiesta posible.

Nancys Rubias en el concierto Por Ellas de Cadena 100 | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Nancys Rubias pusieron el colofón final a esta gran fiesta con Me encanta y al grito de “Viva Cadena 100. Todos somos ellas, que no se le olvide a nadie.” Y así terminó una noche marcada por la solidaridad, por ellas, por la lucha contra el cáncer y por la necesidad de demostrar que no están solas y que el poder de la música es mucho más fuerte. ¡Hasta la próxima edición!

 

Imagen principal: Ángela Merino – WHY NOT