La vida está compuesta de etapas. Y, de vez en cuando, hay que cerrarlas y despedirse para poder seguir en el camino. Ellos; Juacho, Ruly y Gerbass (Sidecars) acaban de poner fin a una gira que parecía que nunca quería acabar.  

LA GIRA. Sí, así. Con mayúsculas.

Cuestión de Gravedad ha dado para mucho. Un disco son personas, lugares, momentos y muchos sentimientos encontrados. Pero es que este trabajo no solo ha sido eso. No es un simple disco. Cuestión de Gravedad ha sido ver como, en una misma gira, estos madrileños han pasado de llenar la Sala REM a llenar el Auditorio Víctor Villegas en Murcia.

Cuestión de Gravedad ha sido ver el Teatro Calderón, el Teatro Rialto, el Nuevo Alcalá, el Teatro Lope de Vega y el Nuevo Apolo, en Madrid, hasta la bandera de ilusión, verdad y emoción con sus canciones. Cuestión de Gravedad nos ha llevado a ver a los más pequeños de la familia cantarlas todas. Ha conseguido viajar a México. Y también nos ha mostrado la fuerza de Juancho para volver a levantarse y continuar después de su caída.

No es justo que esta gira acabe sin agradecer

Agradeceros por todo lo recorrido y por dejarnos formar parte. Gracias por cada momento, por cada canción, lugar, emoción y recuerdo. Gracias por todos y cada uno de los conciertos en los que nos habéis hecho dejarnos la voz, pero en los que también habéis conseguido emocionarnos. Desde aquel 12 de enero de 2018, que todo comenzaba, hasta el pasado 28 de septiembre donde anotabais un punto y aparte. Hace tan solo unos días que os habéis marchado y ya necesitamos volver. Volver a cantar ese “de que te arregles para ti”. O volver a estrujar a nuestro amasijo de huesos debajo de vuestro escenario.

Juancho, Ruly y Gerbass / Imagen: lasdelcine

Han dejado Polvorosa para el final, pero los perdonamos. Porque han conseguido sorprendernos hasta el último momento y no han querido ir por el camino fácil. Han sabido marcar sus tiempos. Aunque también hay que decirlo: hubiéramos llenado el Wizink chicos. Aun así, mejor hacer doblete en la próxima. ¿Por qué no? De pocos grupos es posible destacar la profesionalidad que ellos muestran tanto encima de un escenario, como cuando se apagan los focos.

El descanso que ahora llega para Sidecars es más que merecido. Es momento de frenar, tomar aire y analizar para poder recargar pilas. Sabemos que lo haréis. Al igual que sabemos que no os vais a conformar y volveréis con las mejores letras y melodías. No es necesario decir que vuestro público os estará esperando siempre.

Hasta pronto, Sidecars.

 

 

Imagen principal: Olalla Tellería Fotografía