El Ayuntamiento de la capital ha prohibido expresamente la actuación del cantautor Luis Pastor y su hijo, Pedro Pastor, prevista para el 8 de septiembre en las fiestas de Aravaca.

Hace unas semanas que el nuevo gobierno del Ayuntamiento de Madrid canceló el concierto de Def con Dos en Tetuán. En esta ocasión, el equipo de gobierno ha prohibido la actuación de Luis Pastor y su hijo, Pedro Pastor, que estaba prevista para el 8 de septiembre en la programación de las fiestas de Aravaca. Esta actuación ha sido sustituida por la de Los Fesser, dirigida a un público más generalista, según el Consistorio.

Pedro Pastor anunciaba la cancelación de su actuación a través de sus redes sociales y denunciaba la censura que han sufrido. Actualmente, se encuentra en la gira de presentación de su tercer disco, Vulnerables.

“Hemos recibido una llamada esta mañana de la empresa que había contratado nuestro concierto para las fiestas de Aravaca el 8 de septiembre para avisarnos de que el nuevo ayuntamiento de Madrid ha cancelado nuestra actuación en dichas fiestas”, escribía.

Aseguraba que tenía “una extraña sensación de incredulidad, rabia e impotencia”, ya que son una banda autogestionada y que llevan más de siete años remando para poder vivir de su música.

“Somos una banda para la cual cada contratación es un tesoro, porque nos la hemos ganado, porque nos da de comer y porque nos brinda la posibilidad de hacer conciertos cómodos, bien equipados, con buena infraestructura y de entrada libre para que todo el que quiera pueda escucharnos independientemente de su bolsillo.”

También informaba de que el ayuntamiento ha prohibido expresamente su concierto y el de su padre, Luis Pastor. “Entiendo que el arte es una herramienta de conciencia, de alegría, de colectividad, de liberación. Entiendo que a la derecha de nuestro país le asuste el arte, le asuste la conciencia, la alegría, la colectividad y la libertad pero ya vivimos 36 años de dictadura, 36 años de censura y de represión y como la derecha de nuestro país abandera, ahora estamos en democracia, en ese caso, no hay excusas ni derecho para censurar un concierto porque no te agrade políticamente lo que ese concierto ofrece”, protestaba.

Cerraba su mensaje con un contundente: “¿O es que no estamos en democracia? Vergüenza de país.”

Las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo, entre ellos de la cantautora Rozalén, que hace unos días también vio como uno de sus conciertos en las fiestas de San Mateo en Oviedo era cancelado por el nuevo gobierno. La M.O.D.A.Javier Ruibal se sumaban a la protesta, y también Loli Molina. “Lentamente nos van orillando a resistir y resistir… En lo que pueda apoyarte aquí estoy.”, escribía.

Las redes se han llenado de numerosos comentarios como estos, tanto de personas reconocidas como de sus seguidores. La mayoría hacían referencia al mensaje de sus canciones, que aseguran “que despiertan conciencia y seguro que consiguen el efecto contrario, más gente irá a escuchar vuestra música para saber qué hay en ella que esta gente quiere censurar“.

Con esta polémica, algunos han rescatado el poema que Luis Pastor recitó a finales de 2011, ¿Qué fue de los cantautores?

“‘¿Qué fue de los cantautores? preguntan con aire extraño cada cuatro o cinco años despistados periodistas, que nos perdieron la pista y enterraron nuestra voz. Y así vamos para más de treinta, con la pregunta de marras tocándome los bemoles.”