El Duende Callejero cerró el mes de julio por todo lo alto con un directo en Perrachica cargado de la frescura, la vitalidad y el buen rollo que les caracteriza.

El Duende Callejero actuó el miércoles 31 de julio en Perrachica, dentro de la programación de los conciertos de Yellow Plans by Schweppes. Además, este directo fue el último de este ciclo de conciertos hasta el próximo mes de septiembre. Y nadie mejor que ellos para poner fin a un caluroso mes de verano con la frescura de su música, la alegría y el buen rollo que transmiten con sus canciones.

Antes de comenzar el concierto, los espectadores tuvieron la oportunidad de descubrir un poco más de ellos y de su música. Para ello, hablaron de una de las citas más especiales de este verano: su actuación en el festival Weekend Beach. ‘Orgásmico’ fue la palabra que utilizaron para describir lo que sintieron.

Por el momento han sacado single tras single, pero los allí presentes querían saber si se animarán con un EP o un disco. “Ahora en agosto va a salir una canción nueva que ya está grabada. Si se saca algo será un disco y serán los temas que hemos sacado y le añadiremos cuatro o cinco más. Pero no sé cuando, por ahora single, single y single“, decían. Además, este mes de agosto está repleto de fechas, por lo que muchas ciudades de la geografía española tendrá la oportunidad de descubrir el duende que llevan dentro.

El Duende Callejero en Yellow Plans | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Perrachica estaba abarrotada, la emoción por escuchar su música se podía sentir en el ambiente. A las 20:00 subieron al escenario y la primera canción de la tarde fue Un Perro Nuevo. Tras esta, llegó una de las más especiales, Barre Las Penas. Este tema lo interpretaron en las audiciones de Factor X y además ha supuesto un impulso en su carrera, por lo que nadie quería perdérselo. “Pintamos de lunares y un tazón de cereales. Y el duende barre las penas con las espinas de los rosales“.

El concierto continuó con Echo de Menos, de Kiko Veneno, para dar paso a otra de sus canciones más especiales. “Esta es la primera canción que escribimos“, decían. Justo después comenzó a sonar Nuestro Techo de Cristal. “Y como después del 1 viene el 2, ahora viene la segunda canción que escribimos“, reían.

¡Alégrate, y no te quedes en tu colchón, compadre, donde tu veneno siempre fuera de color, la vida siempre es difícil si la miras desde el rincón, levántate que hoy te canto yo!“. Un tema, que como ellos dicen, está cargado de buen rollo y de motivación para el día a día. Además, quisieron dedicársela a “todos aquellos que tengan un poco de pena”, aunque no solo a ellos. “Si no sois de Madrid y estáis aquí en julio, estáis un poco amargados”, decían entre risas.

El Duende Callejero en Yellow Plans | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

La tarde continuó con versiones de dos canciones míticas. La primera de ellas fue Muerte en Hawaii, de Calle 13, y la segunda Purpurina, de Alberto Gambino. Dos temas que todos hemos cantado y bailado, y que ellos consiguieron hacer suyos con el toque de flamenco y rumba.

Y como hablar se nos da regular, vamos a seguir cantando“. Justo después llegaba la presentación de otro de sus temas, La Cueva.Esta es la típica canción en casa de la abuela, de la tita o en tu propia casa, sitios donde te reúnes con tus amigos de cerveceo, esa cueva“, decían. Además, quisieron saber cuántos de los presentes tenían su propia cueva, y poco a poco la sala se fue llenando de manos al aire.

Yo no quiero buscar más, yo lo tengo todo ya. Una cueva negra donde es fácil disfrutar“, cantaban, y al mismo tiempo era inevitable que a todos se nos viniese un lugar a la mente.

Entre rumbas llegaban a uno de los temas que han sacado hace apenas unos meses. “Para hacer bien el amor hay que venir al sur“, cantaban entre risas. Mientras, la gente se preparaba para esas Gafas Rotas.

Manta y carretera cuando se duerme el amor, un cigarro entre los dedos consumido por el sol, mientras miras el retrovisor, el tiempo quema…“, decía la primera estrofa. Y el público no dudó en dejarse la voz con ellos de principio a fin.

El Duende Callejero en Yellow Plans | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

El directo de El Duende Callejero lo tiene todo, incluso la vuelta a la infancia con Quiero ser como tú, la canción de El Libro de la Selva. Aun así, la tarde iba llegando a su fin. La Jungla de Alquitrán parecía que iba a ser la última canción. Pero no fue así. “¡Otra, otra!“. Una última canción y un último estribillo que disfrutar. Y no podía ser otra que Barre las Penas, una de las canciones con la que abrieron el concierto y posiblemente una de las que tiene un mejor recibimiento por parte del público.

Llenamos de colores cuevas negras y los rincones, flores, primaveras y girasoles…“. La sala estaba inundada por el sentimiento que desprenden al cantar, por la energía y por cómo disfrutan sobre el escenario, y también por el calor que el público les brindó. Un plan inmejorable para una tarde de verano, cargada de buen rollo, energía y motivación. Ojalá nunca pierdan el duende tan especial que llevan dentro.

 

Imagen principal: Ángela Merino – WHY NOT

Puedes ver más fotos en nuestra página de Facebook.