De todas las palabras con la que podríamos definir el directo de Modo Avión, nos quedamos con la energía y la vitalidad que desprenden sobre el escenario. Sin dudas, uno de los mejores planes para pasar una tarde de verano, de la mano de Yellow Plans by Schweppes.

Modo Avión ofreció un espectacular concierto el pasado miércoles en Perrachica, dentro del ciclo de conciertos de Yellow Plans by Schweppes. Una tarde de verano amenizada por los éxitos del grupo, con la energía y la vitalidad que desprenden en directo. Llegaron a este espacio de la capital con todas las entradas vendidas, un indicio más de que viviríamos una tarde para el recuerdo.

Antes de comenzar a tocar, la banda se proponía que el público les conociera un poco más; tanto a ellos como sus planes para los próximos meses.

Hoy hemos llenado y os damos las gracias a todos. Esperamos dar lo mejor. Y para el futuro, ojalá seguir llenando“, decía Santi, cantante del grupo. Aníbal, por su parte, reconocía que están ilusionados por todos sus conciertos: “Que llenéis esta sala es muy importante“.

Con respecto a la ‘vuelta al cole’, Bouch confesaba que tienen intenciones variadas a partir de septiembre: nuevos proyectos, nuevos temas… “Los temas que vienen para fin de año creo que gustarán, estad atentos“, decía.

Qué sensación más fuerte fue el volver a verte con copas de más. Bailas sin parar y tienes la buena suerte de tenerme enfrente y ojos que no ven… corazón que cree que puede jugar al escondite. Y un, dos, tres, juguemos otra vez“, decía la canción con la que comenzaron la tarde. Eso sí, tras la presentación que Santi hizo de todos los miembros de Modo Avión.

Modo Avión | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Bola de queso, también llamado Cima del Olvido, fue el siguiente tema. Una canción que tiene su origen en la edad temprana de Santi y Bouch.

Tal y como ya avisaron al inicio, en Perrachica presentarían algunos de los temas que saldrán a la luz en los próximos meses. “Esto es una balada. Y es que, ¿quién no ha estado nunca sentado en un bar?“, decía Bouch. Y precisamente era él el que comenzaba a interpretarla, mientras Santi animaba al público dando palmas.

La tarde continuó con Danza de Iliana, mientras el público de Perrachica no paraba de bailar y cantar con ellos. 1, 2, 3. “Y qué complicadito me lo pones y suenan hasta tristes tus tacones, paseando por rincones que no me dejan comer…“. Track 4 era el tema con el que continuaban.

Después llegó Más al sur, con Santi a la guitarra. “El impacto expansivo, de este corazón herido…“.

Modo Avión | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Perrachica terminó de enloquecer con uno de los grandes éxitos de Modo Avión, Lunes de medicación. “Y el lunes de medicación y el viernes de actuación. El resto del tiempo estudia en tu voz, y qué puta gran contradicción. Mi corazón funciona, pero mi cerebro no. Y no, no, no, no“.

Poco a poco, el concierto iba llegando a su fin, pero todavía quedaban canciones para pasarlo bien, bailar y desconectar. Para no volver fue la siguiente, seguida de Frío Corazón. “¿Qué número es la habitación? Pues perdí la orientación, así entre tanta tentación“. Pero no eran ellos los que cantaban. Santi le ponía el micrófono a un público más que entregado, que les siguió en cada estrofa de la canción.

Que todas las noches sean de agosto, que todos los días sean de verano. Que todo sea risa. Que todo sea lo que tú quieras, que todo sea lo que tú sueñes“. Esa era la introducción que hacía Santi de la penúltima canción, Al tiempo le diré.

La última canción, el último estribillo de la tarde. No podía ser de otra manera que al ritmo de Martita, la canción que más escuchas acumula el grupo en Spotify.

Por eso y porque era la última, el público la cantó de principio a fin. “Y bailar, no está de menos ni está de más. Y cantar bajo la luna o enfrente del mar. Y soñar, pues es lo divertido. Y quisiera pasar otro rato contigo“.

Modo Avión | Imagen: Ángela Merino – WHY NOT

Santi, Bouch, Tomás, Fer, Nacho y Aníbal terminaron el concierto en el centro del escenario, dándole las gracias a todos los asistentes por ser partícipes de una tarde inolvidable. Sin lugar a dudas, Modo Avión son alegría, fuerza, energía y vitalidad sobre el escenario. Y haciendo honor a su nombre, es imposible no desconectar del resto del mundo durante sus conciertos. Risas, bailes y buena música, ¿qué más se puede pedir en una tarde de verano?

 

Imagen principal: Ángela Merino – WHY NOT