Este viernes 12 de julio llega a los cines Lo Nunca Visto, una comedia dirigida por Marina Seresesky que no dejará indiferente a nadie.

Lo Nunca Visto es una película escrita y dirigida por Marina Seresesky (La puerta abierta). Habla con humor del problema de la despoblación y los prejuicios a la hora de aceptar las diferencias.

En palabras de Seresesky, la idea nació al leer la noticia de un estudio realizado en España para ver la posibilidad de ubicar refugiados sirios en los pueblos vacíos de la España rural. Curiosamente, el estudio revelaba que aquello era tarea imposible: por una parte, los habitantes de esos pueblos, con población generalmente envejecida, se mostraban reacios a recibir extranjeros con culturas e idiomas desconocidos. Y por otro, los inmigrantes en cuestión eran en su mayoría gente preparada, con estudios superiores y elevada cualificación, cuya meta era llegar a las ciudades donde desempeñar trabajos similares a los que tenían en su país y por lo tanto, aquellos pequeños pueblos no les interesaban.

“Aquello me pareció alucinante y me decidí a contarlo, hablando sin prejuicios sobre los prejuicios. Para ello, el humor era clave, utilizándolo como herramienta fundamental para hablar de temas tan importantes como el racismo, el temor a lo desconocido, la falta de empatía, pero sobre todo hablar de esos miedos tan profundos que nos impiden aceptarnos y aceptar al otro. Esta no es una película sobre las diferencias culturales entre distintas razas, esta es una película sobre todo lo que nos une y nos hace iguales.”, ha explicado la directora.

Lo Nunca Visto | Imagen: Manolo Pavón

Así, Lo Nunca Visto se convirtió en una divertida historia de integración llena de música, baile y humor. Está protagonizada por Carmen Machi, Pepón nieto, Kiti Mánver y Jon Kortajarena. También participan Pepa Charro,  Txema Blasco, Mariana Cordero, Esperanza Elipe, Enriqueta Carballeira, Pablo Carbonell y Paco Tous.

Montse Pla, Ricardo Nkosi, Malcolm T- Sitté y Jimmy Castro dan vida a un grupo de inmigrantes africanos que llegarán al pueblo.

Una de las claves de la película es la rivalidad entre Fuentejuela de Arriba, pueblo en el que viven los protagonistas, y Fuentejuela de Abajo. Ante la imposibilidad de reunir 18 habitantes para poder entrar en el censo, el alcalde del pueblo de abajo, interpretado por Paco Tous, propone el anexamiento de ambos pueblos, ante la negativa de los vecinos de arriba.

Los cuatro actores protagonistas dan vida a cuatro vecinos de Fuentejuela de Arriba. Teresa, interpretada por Carmen Machi, ve apagarse la pequeña aldea de la montaña en la que ha vivido toda su vida. Sin embargo, el pueblo recibe la inesperada visita de un grupo de africanos desubicado en medio de la nieve. Teresa no duda ni un momento, sabe que los africanos quieren quedarse en España como sea, y se presentan como una solución a la falta de habitantes en el pueblo.

Una comedia para derribar prejuicios

Lo Nunca Visto es la comedia perfecta para este verano. La película está dirigida, producida y protagonizada por una mujer, con Carmen Machi encabezando el reparto. Una vez más, el humor es la fórmula perfecta para hablar de determinados temas. Aprovechando la actualidad de la España vaciada, se pone de manifiesto el temor a lo desconocido, tanto por parte de los habitantes de los pueblos despoblados como por parte de los inmigrantes.

Esta película rompe con la idea de que tan solo mediante el drama se pueden transmitir mensajes importantes. Además, la idea de Marina Seresesky es hablar de los prejuicios sin prejuicios, y reírse de ellos. Se trata el tema del racismo con el miedo inicial de la gente del pueblo ante la llegada de los africanos, aunque los prejuicios eran por ambas partes. El machismo también está presente cuando Teresa decide presentarse a las elecciones como alcaldesa, ante la burla constante de sus vecinos. Por otro lado, el amor una vez más todo lo puede, e incluso uno de sus personajes consigue reconocer abiertamente su homosexualidad.

Bajo el lema del pueblo, “Integrarse o morir“, la película pretende acabar con los tópicos y los prejuicios, también poner en evidencia las actitudes racistas y machistas, en una divertida apuesta por promover la integración en los pueblos despoblados. Sin lugar a dudas, es una de las películas para divertirse este verano. Sin embargo, no es de esas comedias que se acaban cuando sales del cine; es una de esas películas que pretenden hacer reflexionar al espectador, busca transmitir un mensaje de conciencia social, y sin lugar a dudas, lo ha conseguido.

 

Imagen principal: Manolo Pavón