El cantante estadounidense acaba de publicar el videoclip de ‘Two Braids’, uno de los temas que se incluyen en ‘Last Night in America’, su nuevo álbum, que saldrá a la venta el próximo 10 de mayo.

Two Braids es el videoclip que Matt Kivel lanzó hace unos días, que está incluido en su nuevo disco. En esta canción, el estadounidense hace una protesta silenciosa, inteligente y apasionada en una de las canciones más pop de su discografía. En cuanto al videoclip, aparecen imágenes que remontan al apocalipsis, aunque también aparece un contraste con la simpleza de gente riendo en bares, con beats electrónicos, guitarras envolventes y melodías pegajosas.

El propio Matt Kivel ha explicado que había una televisión que siempre mostraba CNN o Fox News mientras todos comían, y mientras cosas increíblemente sucedían en la televisión, la gente continuaba comiendo, hablando con amigos y riéndose. “Todos parecían procesar esta aflicción abstracta muy rápido”, aseguraba. También opina que esto es una idea muy americana, la corta memoria o la habilidad de encogerse de hombros y sumergir  esos sentimientos. “De ahí surgió Tw ao Braids, y la letra de esta canción es el cimiento de todo el álbum. En mi mente, la meta era hacer el álbum de protesta más silencioso jamás hecho”, confesó.

El videoclip de esta canción es una colaboración con Sachiyo Takashi, artista visual japonesa que reside en Nueva York. Así, crea proyecciones espaciales que permiten a la imaginación conectar con la letra y ritmo de la canción.

Portada disco Matt Kivel

Last night in America es su nuevo disco, que saldrá a la venta el próximo 10 de mayo. En este disco conecta con los elementos más puros de su música, haciendo un retrato del género americano contemporáneo, ilustrado mediante pinceladas hechas por una guitarra, texturas creadas por sintetizadores y letras evocativas, oscuras y llenas de esperanza. En él se incluyen once temas en los que conviven las texturas envolventes, los beats sencillos y las guitarras cálidas con la voz de Matt, en momentos limpia y en otros momentos distorsionada, aunque siempre con un sentimiento natural y frágil.

El álbum ha sido grabado por Matt Kivel y mezclado por Jarvis Taveniere en Thump, también masterizado por Andrew Maury. Sin embargo, no solo el interior del álbum es novedoso, también lo es la portada, hecha con acuarelas y diseñada por Clare Byrne

 

 

Imagen principal: Fotografía promocional Matt Kivel