En WHY NOT pudimos disfrutar del concierto de Veintiuno en la sala Spectrum de Murcia el pasado 13 de abril. A continuación te contamos todo lo que se vivió aquella noche.

Quince minutos más tarde de lo previsto, a las 23:15h, podíamos ver a New Ways, formación murciana, sobre el escenario. Eran los encargados de abrir el show. Tocaban algunos de sus temas, como Break me down o Skyline. La sala Spectrum, antigua 12&medio, comenzaba a llenarse de música.

Hacia las doce de la noche, una voz en off daba paso a la banda de Toledo. Diego Arroyo (voz, guitarra y teclados), Yago Banet (bajo), Pepe Narváez (batería y percusión) y Jaime Summers (guitarra) componen Veintiuno, una banda con ganas y pasión por la música, que se disponía a presentar su último disco, Gourmet.

Los presentes en la sala querían bailar, cantar y pasarlo bien. “Hoy hay que darlo todo”, comentaban un grupo de jóvenes minutos antes de la actuación. Con El Desfile y Delirio y Equilibrio comenzaba una noche repleta de buenos momentos.

Llegará alguien que le de la vuelta a vuestra vida… Así era como el vocalista presentaba la siguiente canción. Estela Plateada, un tema para esa persona especial que deja huella, y que convertía la sala en una pista de baile.

Imagen: Veintiuno

El concierto continúa. Entre canción y canción Diego Arroyo agradece a todo el público el haberlos escogido para pasar con ellos la última noche del Ciclo Microsonidos 2019. “Sois el mejor público”, decía. La música no se detenía, la gente disfrutaba. Todo sobre ruedas. Y es que, Veintiuno desprende energía y buen rollo.

Delicadeza o Pirotecnia darían paso a Los Santos Imprudentes, tema que pertenece a Nada Parecido, primer disco del grupo. Momento especial en el que la banda abandona el escenario y vemos al cantante únicamente acompañado de su teclado.

Es ahora cuando llega Tu Nombre, una canción que no podía faltar sobre el escenario. Es la publicación más reciente de Veintiuno, acompañados de Zahara, una de las voces femeninas con más presencia en la música de nuestro país durante los últimos años.

Llama y Gasolina y Legua van anunciando el final. Cabezabajo y la ya mítica Dopamina son las encargadas de cerrar una noche para recordar. Todo el mundo canta. Un “joder, nos podíamos quedar así toda la puta vida” por parte del cantante nos indica lo especial que ha sido el concierto.

Es la 01:15 de la noche. Ellos seguirían, pero les toca bajarse del escenario. Veintiuno son de esas bandas a las que se les ve el trabajo y esfuerzo que llevan a sus espaldas. Son de esos grupos a los que apetece ver sobre un escenario, porque su directo supera las expectativas del que está abajo deseando olvidarse del mundo durante unas horas.

 

 

Imagen principal: Veintiuno