En WHY NOT hablamos con Alicia Castillo, que forma parte del proyecto Abriendo Ventanas y abrió el concierto de Andrés Suárez el pasado 29 de diciembre en la sala But de Madrid.

Abriendo Ventanas fue una bonita iniciativa que Andrés Suárez puso en marcha para darle la oportunidad a seis artistas. Alicia Castillo fue una de ellas y asegura que cumplió un sueño el pasado 29 de diciembre al abrir el concierto del gallego en la sala But de Madrid. Ella es una apasionada de la música y poco a poco ha descubierto que su lugar está entre las notas y los escenarios. Además, considera que abrir el concierto de Andrés ha sido un empujón para luchar por su sueño.

Por el momento, estará actuando el próximo 18 de enero en la Sala Contraclub junto con Elena Hidalgo y Erre Violet. También dará su primer concierto en solitario en una fecha aún por confirmar.

WHY NOT: ¿De dónde nace tu pasión por la música?

Alicia Castillo: Siento pasión por la música desde que soy una enana, en mi casa nos pasábamos el día cantando, bailando y jugando con instrumentos. Cuando cumplí ocho años me regalaron mi primer teclado y ahí empezó la andadura. Muchas veces me imaginaba subida a un escenario cantando mis canciones, veía un musical y me imaginaba componiendo toda esa banda sonora. Hoy me doy cuenta de que siempre lo quise y muchas de las veces quise negarlo.

WN: ¿Siempre has tenido claro que lo tuyo era la música?

AC: La música siempre ha estado presente, como un sueño inalcanzable, como una vida utópica. He dado a muchos palos probando qué podría hacerme feliz y qué podría gustarme como profesión, pero aunque quise, la música siempre volvía y me hacía escribir, cantar y expresar mis sentimientos por medio de canciones. Entonces, podría decirte que siempre lo supe y no me escuché hasta que me vi envuelta en estudios que no tenían nada que ver con ella. Desde entonces, lucho por mi sueño.

WN: ¿Alguna vez algo o alguien te ha hecho replantearte tu futuro en la música?

AC: Más de una vez me he replanteado este sueño, como he dicho en preguntas anteriores, a veces no quería aceptar que lo que quería era esto, por el qué dirán, por las salidas profesionales, por un futuro no tan claro… Mis padres siempre han querido que me forme y que estudie, que nunca me lance al vacío sin un paracaídas. Por esta razón quizás tuve algo de miedo de lanzarme y de confesar que quería dedicarme a la música.

En Bachillerato iba en camino a estudiar una carrera de ciencias, como química, farmacia o bioquímica, fue entonces cuando me imaginé haciendo algo que verdaderamente no quería y decidí cambiar por completo y acercarme a una profesión más cercana a la música y a su desarrollo. A día de hoy curso tercero de magisterio, para tener ese “Paracaídas” y lanzarme a esta aventura con una formación y con la experiencia de una profesión que amo y que creo que no se valora lo suficiente, como es ser maestra.

A día de hoy lo tengo claro y quiero seguir luchando en este camino tan maravilloso y arduo a la par, que es la música.

WN: ¿Cómo fue todo el proceso de selección para abrir el concierto de Andrés Suárez? ¿Cómo lo viviste?

AC: Hace tres meses fue cuando empecé la aventura, ir a bares de música en directo, tocar en el metro, subir versiones, mis primeros temas, etc. Desde entonces he ido conociendo a gente maravillosa que anda envuelta en este mundo. Un par de semanas más tarde de quitarme el miedo y de empezar la aventura, recuerdo ver una publicación de Instagram de Andrés en la que decía que daría seis oportunidades a todos esos artistas menos conocidos para poder telonearle en uno de sus conciertos de diciembre en Madrid.

Fueron cinco bares de música en directo con diez participantes en cada uno, y uno en streaming en las oficinas de wegow, para conseguir los seis ganadores que telonearían a Andrés Suárez. Recuerdo los nervios que me entraron al leerlo y al sentir tan cerca el #AbriendoVentanas de Andrés, músico al que admiro y he seguido desde que empecé; fue entonces cuando me puse manos a la obra y me inscribí para el día 2 de noviembre en la Sala Contraclub. Ni por asomo me imaginé todo lo que vendría después, el nivel del concierto en el Contraclub fue abrumador, día del que me llevo grandes compañeros. Por todo esto, ganar, para mí, fue un sueño hecho realidad y una felicidad inmensa.

Los seis ganadores en los estudios Moraima | Imagen: Andrés Suárez

WN: ¿Cómo ha sido la preparación para este concierto?

AC: A raíz de la selección de los seis artistas he conocido a otros cinco compañeros que comparten la misma ilusión y ganas que yo por todo esto (Rubén Mariscal; Gema Hernández; Yoly Saa; Samu Fontán; Juan Dorá). Hemos compartido momentos como el ir a las oficinas SONY, la entrevista en Onda Madrid, la entrevista junto con Andrés para Buhomag con Elena Viar o los ensayos en los Estudios Moraima de Andrés. En todo momento me he sentido como en casa, y la emoción crecía por momentos. Yo por mi parte no he parado de escribir e intentar componer temas nuevos, de escuchar y descubrir la música de mis compañeros, y sobre todo he intentado subirme a muchos escenarios para estar a la altura en el escenario de Andrés.

WN: ¿Cómo fueron los momentos previos? ¿Andrés te dio algún consejo?

AC: Los momentos previos para subir al escenario fueron increíbles, todo su equipo en el camerino, el buen rollo que tenían entre ellos, las miradas y los abrazos para darme tranquilidad, yo estaba algo nerviosa por todo lo que suponía para mí, pero sin duda ese ambiente tan familiar me ayudó a conseguir un resultado del que me siento muy satisfecha.

Andrés es como un libro abierto, desde el primer momento en que le conocí ya estaba hablando de mil historias y de música. Sobre todo, podría resumir todas sus palabras en un consejo o enseñanza que nos dio y es que en una ocasión él viajó a Cuba para telonear a Pablo Milanés e instantes antes de salir le dijo “la única diferencia de altura entre el telonero y el otro es quién canta primero y quién más tarde”. Ese momento le quedó grabado y no paraba de decirnos que aquí nadie es mejor que nadie, que esto va de emocionarse, de emocionar a los demás, finalizando con la frase de “aquí cabemos todos”. Su generosidad me resultó inmensa, fue un placer escuchar aquello.

WN: ¿Qué tal la experiencia? ¿Cómo te sentiste al bajar del escenario?

AC: Pues tuve la suerte de poder vivir la sensación tres veces. A la hora de telonear hicimos dos turnos entre mi compañero Juan Dorá y yo, pero las dos veces sentí lo mismo, sentí una felicidad abrumadora, una plenitud que aun no había sentido como artista y muchas muchas ganas de seguir componiendo y cantando. Fue un momento muy emocionante que no sé explicar muy bien, y sobre todo el momento de cantar con Juan y Andrés Números Cardinales. Cada mirada que tuvimos, cada nota, la sentí única y por supuesto no podía estar más agradecida de tener ese momento junto a uno de mis artistas favoritos. Fui feliz.

Concierto Andrés Suáez | Imagen: @aliciacgmusic

WN: ¿Supone una gran responsabilidad abrir el concierto de un gran artista como es Andrés Suárez?

AC: Para mí significaba algo muy grande, telonear a uno de los artistas que más me ha influido es un sueño hecho realidad. Ensayé para coger seguridad y sobre todo me dejé llevar, creo que fue un momento tan bonito por la forma en la que me lo tomé y en la que disfruté ante cualquier cosa. Por otro lado, suponía una gran responsabilidad por todas esas personas que decidieron ir a ver el concierto el 29 de diciembre. El público me apoyó desde el primer momento que pisé el escenario, siempre habrá gente que hable y que no te preste tanta atención, pero yo me quedo con todas aquellas que me escucharon y me sujetaron en todo momento, no se merecían menos que intentar estar a la altura de Andrés.

WN: ¿Crees que esto puede suponer un punto de inflexión en tu carrera musical?

AC: Si te soy sincera, aunque llevo mucho estudiando, no hace mucho que empecé a mostrar mi música al mundo, es decir, “acabo de empezar” y no lo siento como un punto de inflexión, lo siento como un punto de partida. Es cierto que en pocos meses he vivido uno de los momentos más especiales de mi vida, pero creo que si ha llegado ahora es porque tenía que pasar en este justo momento. Ha sido una oportunidad increíble, me ha conocido su público, he compartido escenario con un grupo de músicos espectaculares y sobre todo él y los artistazos que giran a su alrededor me han escuchado. Nunca podré agradecerle el momento que nos brindó al cantar con él, fue precioso y quizás haya sido el empujón que necesitaba para no soltar mi sueño.

WN: ¿Cuáles son tus proyectos musicales para este año que comienza?

AC: Para este 2019 pretendo seguir mostrándome al mundo, iré confeccionando mi canal de YouTube y sobre todo subiré temas míos con el fin de que mi música llegue y vaya acercándose a lo que más me representa. En este mes tengo a la vista un concierto en la Sala Contraclub el día 18 de enero, junto con otras dos artistas: Elena Hidalgo y Erre Violet. También mi primer concierto en solitario en la Sala Galway de Getafe con el día aún por confirmar y una entrevista en Onda Madrid con Curro Catillo el 27 de enero para hablar de toda esta experiencia de Abriendo Ventanas. Entre tanto seguiré buscando un hueco en el metro y en las calles de Madrid donde la gente siempre es bienvenida y estaré por los micros abiertos y otros proyectos de los bares de Madrid.

Poco a poco iré informando en mis redes sociales sobre conciertos y eventos que vayan surgiendo a lo largo del año, y a partir de ahí, no tengo pensado nada más, acabaré mis estudios y poco a poco iré colocándome e iré componiendo mi música.

WN: ¡Gracias!

 

Imagen principal: @aliciacgmusic